Entrevista a Juan José Martínez

“Los vehículos eléctricos serán predominantes en las ciudades”

“Poco a poco, los vehículos eléctricos serán los predominantes dentro de las ciudades, con lo que se logrará una reducción significativa de la contaminación”, aseguró a Infocif Juan José Martínez director del Laboratorio Integrado de Sistemas Inteligentes y Tecnologías de la información en Tráfico de la Universidad de Valencia y ponente en EmTech España 2013, donde durante los días 5 y 6 de noviembre debate en Valencia sobre las nuevas tecnologías en las metrópolis

“Los vehículos eléctricos serán predominantes en las ciudades”“Los vehículos eléctricos serán predominantes en las ciudades”
  • linkedin
  • google+

¿Cómo puede ayudar la tecnología a hacer sostenible una ciudad? 

La tecnología nos permite ser más eficientes y permite optimizar los procesos reduciendo o evitando gastos innecesarios de energía. Por ejemplo, sensores de movimiento unidos a luces led, con estos sensores se puede hacer que sólo se ilumine la parte de la vía pública por la que se está circulando o paseando, evitando que permanezcan encendidas cuando no hay nadie en la vía pública. O servicios de transporte público que responden a la demanda de los usuarios.

¿Qué se puede hacer para acabar, o por lo menos para reducir sensiblemente los atascos en las grandes ciudades como Madrid o Barcelona?

Acabar con los atascos no es una tarea fácil, ni se puede realizar con una única acción. El problema de los atascos debe resolverse con una política de movilidad adecuada que combine diferentes acciones y que realmente fomente la utilización del servicio público frente al vehículo privado. Hay que tratar que el vehículo privado se utilice menos en los desplazamientos diarios de ida/vuelta al trabajo, o al menos que los coches particulares sean utilizados por más de una persona, en ello la tecnología puede ayudar bastante. En cualquier caso, para obtener resultados es necesario una inversión considerable y una decisión política muy firme. Hay que tener en cuenta que generalmente las políticas de movilidad, como reducir el acceso de vehículos privados o reducir la velocidad en los centros urbanos suelen tener una aceptación inicial muy baja. 

¿Cuál es el futuro del transporte público?

Tendemos a un transporte público adaptado a la demanda, de forma que las rutas, frecuencias e incluso paradas se modificarán en tiempo real para responder a la demanda del usuario. Los diferentes medios de transporte estarán totalmente coordinados, no sólo a la hora de utilizar sistemas de pago y abono conjuntos, sino también a la hora de compatibilizar horarios, rutas y plataformas de intercambio.

¿Es posible una ciudad sin contaminación o con una contaminación baja?

Sí claro. La forma más eficaz es eliminando una de las fuentes más contaminantes dentro de las ciudades, los vehículos de combustión fósil. Poco a poco, los vehículos eléctricos serán los predominantes dentro de las ciudades, con lo que se logrará una reducción significativa de la contaminación. Pero junto a esta tendencia también ayuda fijar políticas de movilidad que tiendan a penalizar el uso del vehículo privado dentro de la ciudad, a peatonalizar los centros urbanos y a fomentar el transporte público.

¿Qué se está haciendo en España para reducir la contaminación y mejorar la eficiencia energética de las ciudades?

El gobierno Español tiene aprobado un Programa Nacional de Reducción de Emisiones y una Estrategia Española de Cambio Climático y Energía Limpia donde se recogen entre otras un conjunto de medidas para tratar de reducir la contaminación y mejorar la eficiencia energética. Entre las medidas que se recogen están el fomento del vehículo eléctrico con subvenciones económicas, la sustitución de elementos de iluminación por otros de bajo consumo y mayor rendimiento, promoción del transporte no monitorizado, como la bicicleta, y del vehículo compartido, concienciación y educación sobre la conducción eficiente, realización de planes de movilidad, etc. Las diferencias entre las ciudades españolas radican en la apuesta por unas medidas frente a otras y en el ritmo en que se aplican las diferentes medidas seleccionadas.