Los Procesos Judiciales: el Juicio Ordinario (Parte II).

Vamos a continuar con el estudio que comenzamos en una entrada anterior sobre los Procesos Judiciales y, en concreto, sobre el Juicio Ordinario.

Los Procesos Judiciales: el Juicio Ordinario (Parte II).Los Procesos Judiciales: el Juicio Ordinario (Parte II).
  • linkedin
  • google+

Ya vimos qué tipos de controversias la Ley obligaba a dirimir, en función de la materia y, en su defecto, si se trataba de una reclamación de cantidad puramente dicha, de acuerdo a ésta, dirimirlo por el proceso que la ley prevea más adecuado.

En este caso, vamos a ver el procedimiento propiamente dicho, es decir, las distintas fases por las que pasa el proceso para ventilar la cuestión objeto del mismo.

¿Cómo se tramita el Juicio Ordinario?

El Procedimiento lo inicia el demandante a través de la presentación de la demanda, en la cual, como rasgos generales, deben indicarse de forma clara cuáles serán las partes que intervienen en el proceso, los hechos acontecidos y los fundamentos jurídicos o de tipo legal en los que se basa la pretensión quien inicia el proceso, es decir, el demandante. En estos casos, la intervención de Abogado y Procurador será obligatoria, motivo por el cual en la demanda también deberán consignarse sus nombres y, en su caso, domicilio a efectos de notificaciones para el proceso en cuestión.

El Juzgado emitirá una Resolución denominada Auto, por la que declarará la admisión o no de la demanda y procederá a su notificación a la otra parte para que la responda. Debemos manifestar que, es posible, que el demandado presente demanda reconvencional, es decir, que utilice su contestación para demandar a su vez al demandante.

Una vez respondida, el Juez citará a las partes a una comparecencia denominada Audiencia Previa a la que deberán acudir las partes acompañadas de Letrado y Procurador. Este acto es un intento de que se alcance un acuerdo. Si éste se logra, el Juez lo recogerá en la Sentencia, la cual será de obligado cumplimiento para ambas partes. Si por el contrario, no se lograse alcanzar dicho pacto, en esta comparecencia las partes deberán realizar la proposición de prueba, debiendo solicitar aquellas que entiendan que son necesarias para fomentar el derecho que defienden. También se las citará para la celebración del Juicio Oral. En este acto se practicarán las pruebas propuestas y se formularán las Conclusiones, las cuales consistirán en una valoración de los resultados de las pruebas aportadas en relación a los hechos que se alegaron en los respectivos escritos de demanda y contestación a la misma.

Una vez producido este último acto en sede judicial, el proceso quedará visto para sentencia, es decir, que únicamente quedará pendiente de que el Juez se pronuncie sobre las pretensiones que hayan sido ejercitadas por parte de cada uno de los intervinientes en el proceso. Dicho fallo emitido por su Señoría tendrá la consideración de apelable, esto es, que no será firme y podrá interponerse contra él un recurso en el plazo de 5 días a contar desde la fecha de su notificación.

Dada la gran variedad de recursos que prevé el Ordenamiento Jurídico español, los veremos con mayor detenimiento y profundidad en otra entrada.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.