Los perjuicios de ser autónomo para la salud

Los autónomos nunca se ponen enfermos, tienen una salud de hierro. Quizás tenga algo que ver en esto el que no puedan desatender su negocio. Pero la realidad es que realizan una carrera de obstáculos cada día para poder seguir con su empresa y con su vida sin morir en el intento.

Los perjuicios de ser autónomo para la saludLos perjuicios de ser autónomo para la salud
  • linkedin
  • google+

Todavía hay personas que piensan en la vida de un autónomo como una vida en la que no se madruga, se tiene tiempo para hacer muchas cosas, se trabaja en casa a la vez que se cocina o se va a la oficina de vez en cuando.

Sin embargo, la vida de un autónomo es mucho más complicada que eso, antes de nada, no sabe lo que va a cobrar cada mes o si va a tener ingresos, no puede desconectar e irse a casa sin pensar en su negocio porque tiene que atender de forma permanente a sus clientes, la conciliación laboral y personal es casi inexistente y el trabajo ocupa todo el tiempo, las vacaciones sin móvil y sin ordenador son casi imposibles y no son pagadas.

Todas estas circunstancias, suponen un estrés continuo que puede afectar a su salud y a su trabajo, lo cual no se puede permitir porque tiene que estar siempre alerta si quiere que su negocio prospere.

A pesar de las ventajas y desventajas de ser autónomo, los freelance suponen cerca de un 19% de la población ocupada, unas 3.100.000 personas aproximadamente.

Estudio sobre la incidencia de la crisis en las bajas

Según un estudio elaborado por el Hospital Universitario de Bellvitge tener más de 50 años o trabajar en sectores como el inmobiliario o la construcción incrementa la probabilidad de presentar una incapacidad de larga duración.

Desde hace tiempo se sabe que las situaciones de crisis económica repercuten de forma negativa sobre la salud mental, pero hasta la realización del mencionado estudio no se sabía cómo afecta el contexto socioeconómico adverso al fenómeno de las bajas o incapacidades laborales temporales.

Este estudio ha determinado que tener más de 50 años, cotizar como autónomo, tener un contrato no consolidado o trabajar en sectores como el inmobiliario o la construcción, influye notablemente en la duración de la incapacidad laboral temporal (IT) por trastorno mental.

Para llegar a estas conclusiones se analizaron los casos de 7.112 trabajadores residentes en la provincia de Barcelona, que requirieron una IT por trastorno mental entre 2008 y 2012. Del total de las personas estudiadas el 42% estuvo en situación de IT de larga duración. El análisis comparativo entre las bajas de larga y de corta duración muestra importantes diferencias en función de la edad y del régimen de cotización.

Es decir, tener más de 50 años y cotizar en el régimen especial de los trabajadores autónomos, incrementa las probabilidades de estar en situación de IT de larga duración por trastorno mental.

Según la Dra. Eva Real, directora del estudio, el régimen de autónomo podría suponer una situación de vulnerabilidad para el trabajador a diferentes niveles, que podría explicar en parte las diferencias observadas.

Fuente: ehub.cat

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.