Tras la ilegalización de Uber

Los hosteleros anuncian una ofensiva legal contra los alojamientos ilegales

Primero fueron los taxistas y ahora son los hosteleros. Si los profesionales del taxi han hecho uso de los tribunales para tratar de impedir la emergencia de las app de transporte colaborativo, ahora es la patronal de hoteleros la que quiere llevar ante los jueces a los apartamentos turístico ilegales.

Los hosteleros anuncian una ofensiva legal contra los alojamientos ilegalesLos hosteleros anuncian una ofensiva legal contra los alojamientos ilegales
  • linkedin
  • google+

Joan Molas, presidente de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT), ha anunciado que la razón de ser del sector el próximo año será poner coto a la oferta ilegal de apartamentos turísticos, informa Europa Press.

El presidente de los hosteleros calificó de “escándalo absoluto” la oferta de alojamientos turísticos y ha considerado que esto genera un problema de “economía sumergida.

Al respecto, CEHAT está trabajando con las distintas administraciones para acabar con esta actividad ilegal, tal y como se ha hecho con aplicaciones de transporte como Uber, prohibida ya en España por los jueces y que acumula una gran cantidad de multas por parte de las administraciones autonómicas y locales de las ciudades donde opera.

Molas ha explicado que la patronal de hoteleros está asesorando a las comunidades autónomas para crear una normativa “lo más armonizada posible”. Además se ha mostrado partidario de lograr el mayor consenso posible entre los tres escalones de las administraciones públicas.

“Desde la CEHAT nos comprometemos a perseguir al máximo la ilegalidad que se está produciendo y está invadiendo al mercado turístico”, ha avanzado el presidente de CEHAT.

Esta nueva ofensiva legal anunciada por la patronal hotelera se produce después de la fuerte polémica despertada en el sector de transporte por carretera y del taxi por la irrupción en el mercado de apps como Uber y BlaBlaCar, que ofrecen servicios de transporte a través de conductores sin licencia profesional.

Esta lucha ha supuesto la ilegalización de Uber por parte de los tribunales y un gran número de multas a los conductores que utilizan estas aplicaciones.