Joan Rosell y Antonio Garamendi, los candidatos

Los empresarios eligen hoy al líder que debe renovar CEOE

El liderazgo del empresariado español en juego. Joan Rosell, actual presidente de CEOE, y Antonio Garamendi, presidente de CEPYME, se juegan hoy la presidencia de la confederación empresarial española con la imagen de las organizaciones patronales muy tocada por los escándalos y en medio de acusaciones de “presiones” a los vocales que acudirán a las urnas.

Los empresarios eligen hoy al líder que debe renovar CEOELos empresarios eligen hoy al líder que debe renovar CEOE
  • linkedin
  • google+

Un total de 768 vocales decidirán el nombre del nuevo presidente de CEOE entre los dos candidatos propuestos, que cuentan con programas de trabajo muy similares, lo que no ha impedido que Garamendi haya realizado acusaciones de presiones” para que los electores se decanten por su rival, Joan Rosell.

La candidatura de Rosell se presenta bajo el documento ‘CEOE 2015-2018: Futuro y propuestas concretas’, en el que se muestra partidario de la modernización y la renovación de la cúpula empresarial. Además, propone simplificar estructuras.

El actual presidente es partidario de potenciar los salarios variables por objetivos, así como incrementar la flexibilidad laboral y las horas extraordinarias. Además, quiere contratos laborales simplificados y con menos trámites.

El actual presidente ha conseguido el apoyo explícito de organizaciones empresariales muy poderosas. Entre ellas están el Consejo Empresarial para la Competitividad (CEC) –que agrupa a las grandes multinacionales españolas-, CEIM –patronal madrileña-, Fomento del Trabajo –Cataluña- y Cierval –Comunidad Valenciana-. También respalda a Rosell la sectorial del automóvil Faconauto y de negocios tecnológicos Adigital.

Antonio Garamendi accedió a la presidencia de CEPYME en noviembre tras la dimisión de Jesús Terciado. Se presenta bajo el documento ‘De nuevo. Independencia, ética y transparencia’, con el que quiere devolver a CEOE el prestigio perdido tras los escándalos.

Garamendi es partidario de la flexibilidad y moderación salarial, y defiende la utilidad de la contratación temporal y a tiempo parcial. Asimismo pretende reducir el número de tipos de contratos laborales. A nivel interno se ha mostrado partidario de no limitar el número de vicepresidencias en la CEOE. Ya ha anunciado que si pierde ante Rosell, no dimitirá al frente de CEPYME como le reclama su rival.

Los apoyos públicos a Garamendi han venido de la patronal vasca Confebask y de las sectoriales Confemetal y Confederación Nacional de la Construcción.