Una oportunidad interesante si se sabe aprovechar

Los emprendedores chinos apuestan por la España empresarial

Una oportunidad interesante si se sabe aprovechar

Los emprendedores chinos apuestan por la España empresarial Los emprendedores chinos apuestan por la España empresarial
  • linkedin
  • google+

Los inversores del país asiático se han fijado en el sistema de franquicias español. Hasta ahora la apuesta del colectivo chino era abrir negocios propios, sin ningún asesoramiento y centrados en el pequeño comercio o la hostelería.

El emprendedor chino, parece que busca estar al frente de algo más que un puesto de alimentación. El cambio de generaciones y una forma de respuesta al cambio de modelo de negocio que supuso la crisis española tienen mucho que ver.

La inversión en nuestro país en 2016 se cuadruplicó hasta 1.708 millones, mientras que 714 ciudadanos chinos pidieron el visado oro para realizar inversiones en España. Nuestro país ha pasado de la novena a la séptima posición como país receptor de dinero chino en Europa.

Los asociados chinos, ya pertenecen a la segunda y tercera generación de residentes en España. Son hijos o nietos de los chinos que llegaron España en la década de los 80, estando europeizados y hablando español perfectamente, además de tener formación universitaria.

El caso es que tienen una capacidad financiera muy alta, invirtiendo por lo general sobre los 50.000 euros y algunos superan el millón de euros. En el plano económico son muy corporativos, se financian entre ellos sin buscar ayuda externa, funcionando como un banco, en el que los familiares y amigos son a los que se pide el préstamo.

El efecto dominó

En caso de que un ciudadano chino invierta en un modelo de negocio y sea exitoso, lo más probable es que haya un efecto dominó en el entorno y los familiares pasen a abrir un negocio idéntico.

Los chinos son unos emprendedores muy perseverantes, no entienden de fines de semana, lo que es una garantía para la franquicia. El que sean muy luchadores hacen que no admitan el fracaso. Nunca van a cerrar su negocio, lo que les lleva a buscar alternativas para su viabilidad.

En cuanto a los sectores que más les atraen, siguen apostando por la hostelería y la restauración, aunque no se niegan a intentarlo en mercados diferentes. Ahora también han pasado a interesarse en las casas de apuestas, clínicas dentales y estética, gimnasios.  Hablamos de empresarios constantes y que buscan siempre la rentabilidad ante todo.

Ante una mejoría económica como estamos viviendo, la comunidad china va a tener bastante que decir en los próximos años, algo que ayudará aún más a una comunidad que, no hace mucho ruido y tampoco causa demasiados problemas.


 

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.