El legislador concede hasta cuatro meses para llegar a acuerdos

Los efectos de la ley concursal sobre los acuerdos de refinanciación de deudas

El artículo 5 bis de la ley concursal (antes art. 5. 3 LC), establece: 1. El deudor podrá poner en conocimiento del juzgado competente para la declaración de su concurso que ha iniciado negociaciones para alcanzar un acuerdo de refinanciación o para obtener adhesiones a una propuesta anticipada de convenio en los términos previstos en esta Ley. 2. Esta comunicación podrá formularse en cualquier momento antes del vencimiento del plazo establecido en el artículo 5. Formulada la comunicación antes de ese momento, no será exigible el deber de solicitar la declaración de concurso voluntario. 3. El secretario judicial, sin más trámite, procederá a dejar constancia de la comunicación presentada por el deudor. 4. Transcurridos tres meses de la comunicación al juzgado, el deudor, haya o no alcanzado un acuerdo de refinanciación o las adhesiones necesarias para la admisión a trámite de una propuesta anticipada de convenio, deberá solicitar la declaración de concurso dentro del mes hábil siguiente, a menos que no se encontrara en estado de insolvencia.

Los efectos de la ley concursal sobre los acuerdos de refinanciación de deudasLos efectos de la ley concursal sobre los acuerdos de refinanciación de deudas
  • linkedin
  • google+

En este precepto el legislador concede al deudor en dificultades un periodo total de cuatro meses (tres meses desde la comunicación al Juzgado más un mes para solicitar la declaración del concurso) para llegar a un acuerdo de refinanciación de sus deudas con sus acreedores antes de que tenga la obligación de solicitar la declaración de concurso voluntario al Juzgado.

Esto supone que durante ese periodo de tiempo el deudor puede preparar la declaración del concurso con la tranquilidad de que ningún acreedor pueda instarle el concurso necesario, en este sentido, la ley le protege y le blinda ante este tipo de acciones; e incluso puede llegar a evitar el proceso concursal si alcanza un acuerdo para el pago de sus deudas con sus acreedores.

En el caso de que se alcanzara satisfactoriamente dicho acuerdo, el deudor solicitará al mismo Juzgado donde comunicó el inicio de las negociaciones, el archivo del 5 bis de la Ley Concursal. Es evidente el beneficio que este tipo de figuras legales supone para el deudor, no obstante lo que el legislador pretende a toda costa, permitiendo que se abra esta fase preconcursal, es evitar acudir al largo y costoso proceso concursal.