Financiación, morosidad, economía sumergida y cotizaciones centran las preocupaciones de los empresarios

Los cuatro problemas principales actuales del colectivo de autónomos

La falta de financiación, la morosidad, la economía sumergida y el IVA son los principales problemas que en la actualidad tiene el colectivo de autónomos en España, la figura que agrupa a un mayor número de trabajadores en nuestro país, señala Camilo Abiétar, Presidente Nacional de la Federación de Organizaciones de Profesionales, Autónomos y Emprendedores (OPA). 

Los cuatro problemas principales actuales del colectivo de autónomosLos cuatro problemas principales actuales del colectivo de autónomos
  • linkedin
  • google+

La falta de financiación

Los bancos han cerrado el “grifo a los autónomos”, quienes tienen graves dificultades ni opciones para conseguir préstamos, pólizas de crédito o líneas de descuento. A los autónomos los bancos, para conseguir financiación, les obligan a presentar su plan de negocio y el plan de viabilidad de su empresa. Aún así las entidades bancarias no consideran la posibilidad de concederles el préstamo que solicitan.

Esto ocurre, indica Camilo Abiétar, porque los bancos solicitan a los profesionales autónomos una serie de garantías cómo avales, que “no todos pueden conseguir” y salen de la entidad con “las manos vacías”. 

Las entidades bancarias no conceden créditos a los autónomos porque lo único que les preocupa, asegura el presidente de OPA, es “refinanciarse a ellos mismos, para tapar el agujero creado por la ´burbuja inmobiliaria´ y su mala gestión”.  

Morosidad

Los autónomos tienen un problema enorme con los impagados. Dada la situación de crisis que “estamos viviendo en los últimos años”, un elevado número de clientes “han tenido y tienen serias dificultades para efectuar los pagos acordados entre clientes y proveedores”.

A esto se suma el retraso de los pagos por parte de las administraciones, ya que muchos autónomos trabajan con las instituciones y éstas “no cumplen el plazo que establece la ley”.

La normativa contempla 30 días de plazo para pagar a los proveedores pero la Administración, habitualmente, “lo hace a los 140 días, si no lo retrasa más”. Esta actitud, supone un “revés” para los autónomos, que “no pueden efectuar sus pagos por falta de liquidez y se encuentran ahogados económicamente”.

Economía sumergida

La competencia desleal “es una lacra social” y “hace mucho daño” a los profesionales autónomos. La economía sumergida, asegura Camilo Abiétar, perjudica “en gran medida" al colectivo de autónomos en la medida que favorece a “romper el mercado". "Los actores de estas acciones no pagan los impuestos reglamentarios, ni poseen el alta de autónomos y, además, incluso algunos cobran el paro”. Esta situación “incomprensible”.

IVA

El IVA que pagan los autónomos es “exageradamente alto”, consideran desde OPA, que se muestran “preocupados” por el nuevo IVA de Caja, que debería haberse aplicado desde el uno de enero del presente año.

La idea que plantea la nueva normativa es buena: “El autónomo declarará el IVA, sólo cuando haya cobrado a sus clientes las facturas correspondientes, no antes”. La aplicación de la ley permitirá a los trabajadores autónomos reducir, en cierto modo, “sus problemas de liquidez”.

El problema surge, manifiesta Camilo Abiétar, en que “por una vez que aprueban una medida que, en principio, parece interesante y útil para nuestro colectivo, no sabemos y no creemos en su aplicación”. En este sentido, insiste en que “están preocupados, porque hay leyes que se aprueban y no llegan a cumplirse”. Además, tampoco está claro “el número de profesionales que van a acogerse al IVA de Caja”.

Destrucción de empleo

Respecto a la subida del 22% de la base de cotización para los autónomos societarios con 10 o más trabajadores, aprobado por el gobierno recientemente, quienes tendrán que pagar 52,56 € más al mes por cada trabajador a su cargo, opina que puede llegar a “destruir puestos de trabajo”.

Los autónomos con 10 o más trabajadores, deberán como mínimo pagar al mes “más de 500 euros”, cantidad que, asegura Camilo Abiétar, supone un incremento importante para los gastos mensuales de una empresa.