Estos contratos han duplicado su importancia

Los contratos de formación duplican su peso y aumentan un 54%

Los contratos de formación, un modelo de contratación destinado a aumentar la empleabilidad de los jóvenes, dirigido a profesionales de entre 16 y 30 años, han aumentado un 54% desde 2008, además de haber duplicado su importancia en la generación de nuevos empleos, según un informe elaborado por Randstad. 

Los contratos de formación duplican su peso y aumentan un 54% Los contratos de formación duplican su peso y aumentan un 54%
  • linkedin
  • google+

En este sentido, a pesar de que el total de contratos firmados entre los meses de enero y mayo de 2008 fueron de 6,8 millones, un 9% menos que en 2014, los contratos de formación sí han conseguido aumentar, pasando de los 34.800 de 2008 a los 53.600 de 2014.

Según los datos publicados por Eurostat, España finalizó 2013 con la segunda tasa de desempleo más elevada para los menores de 30 años (42,4%), sólo por detrás de Grecia (48,7%), lejos de la tasa media europea (20%). Sin embargo, las cifras publicadas por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social muestran una mejora laboral de estos profesionales. Los datos publicados en mayo reflejan que en los últimos 12 meses se ha reducido el desempleo de los menores de 25 años en más de 50.000 personas, lo que equivale a una caída del 11%.

El análisis elaborado por Randstad detecta que los contratos de formación han duplicado su importancia en la generación de nuevos empleos entre 2008 y 2014. Es decir, en 2008 este tipo de contratos suponía el 0,5% del total de empleos generados, con 34.800 contratos firmados. Sin embargo, este ratio ha aumentado hasta el 0,9% en 2014, cuando se han registrado más de 54.600 contrataciones de este tipo.

Este modelo de contratación tiene como objetivo incentivar la experiencia laboral de jóvenes sin formación universitaria y que estos profesionales alternen su actividad laboral en una empresa con su formación académica.

A este respecto, seis de cada diez trabajadores con contratos de formación tienen estudios secundarios. Otro 27% corresponde a profesionales con estudios primarios, mientras que un 5% no dispone de formación académica completa.

Los empleados con Formación Profesional de Grado Medio suponen el 3,6%; los que cuentan con Formación Profesional de Grado Superior, el 1,8%. Por último, el 3,1% restante corresponde a trabajadores con formación universitaria.

Comunidades autónomas

Además del nivel académico, la generación de contratos de formación varía en función de la comunidad autónoma en la que se sitúa el profesional.