Hipermercados, cadenas especializadas y grandes almacenes, son los preferidos de los consumidores para estas Navidades

Los consumidores buscan “bueno, bonito y barato” en sus compras de Navidad

En las compras de Navidad de este año, los consumidores reclaman el mejor precio sin renunciar a la calidad, apoyándose en la búsqueda de información online, que les proporciona inmediatez, así como la posibilidad de comparar entre una amplia gama de productos y servicios, según el estudio sobre el consumo navideño realizado por Deloitte

Los consumidores buscan “bueno, bonito y barato” en sus compras de NavidadÁlvaro Zarzuela
  • linkedin
  • google+

En el amplio colectivo de consumidores todavía persiste la sensación de que la crisis continúa y el ahorro sigue siendo la máxima en los modelos de consumo. A pesar de esto, por primera vez en los últimos años, los ciudadanos encaran las Navidades con cierto optimismo. Esto hace suponer, que el consumo crecerá respecto al año pasado.

A pesar de que el dinero en efectivo se sigue considerando como frío e impersonal, se consolida como el regalo más deseado por los consumidores para estas fiestas navideñas, por lo que a la hora de regalar se optará por los clásicos como ropa, zapatos, libros y perfumes como regalos que generan ahorro en el receptor. Los dispositivos tecnológicos y los viajes, “si bien muy deseados”, tendrán que quedarse en las tiendas, debido a su elevado precio, concluye el estudio de Deloitte.

En España, que se desmarca de la dinámica de otros países del arco mediterráneo como Grecia e Italia, está previsto que el consumo crezca alrededor del 2%, lo que refleja que “cada hogar español gastaría esta Navidades unos 671 euros, frente a los 659 euros gastados durante la pasada campaña”. Esto último refleja que el consumo no disminuirá este año.

Los grandes almacenes, las cadenas especializadas y los hipermercados, que es la opción prioritaria de compra de alimentación y bebidas,  son los establecimientos preferidos para la compra de alimentación y bebidas. El consumidor tiene la tendencia de “comparar los precios entre unos y otros”.

El estudio señala que la compra ha dejado de ser ya un acto impulsivo, se tiende a la racionalidad (regalo útil por encima de todo) y se buscan fórmulas para racionalizar el gasto, como la elección de marca blanca (y gran descuento) y la compra de regalos para menos gente. Sin embargo, algunos comportamientos, como la compra de regalos en grupo, empiezan a perder fuerza.

El factor educativo sigue siendo la tendencia a seguir a la hora de elegir los regalos para los niños. La demanda se centra en los videojuegos, para los adolescentes y como segunda opción para los niños, que prefieren en primer lugar los juegos educativos.

Los consumidores no se olvidan de la Red para buscar y comparar productos y precios, pero “cuando van a realizar sus compras, prefieren acudir a las tiendas, tocar los productos, probárselos y elegir”. En este sentido, también les preocupa “bastante” los métodos de pago y los datos personales al comprar online.

Los productos que deciden comprar online son, principalmente, videojuegos, películas, tecnología, ocio y música, mientras que eligen la forma presencial, para adquirir alimentación, moda, juguetes e incluso libros.