Autónomos y pymes se quejan de que los préstamos ICO no les llegan

Los bancos se llenan la boca con los préstamos ICO, a pesar de no concederlos

“Todos hemos oído a grandes bancos hablar de campañas de 10.000 millones para sacarlos al mercado. Al tiempo hemos escuchado una segunda campaña de 10.000 millones, incluso hemos oído la tercera campaña de 10.000 millones. Yo creo que son los mismos 10.000 millones y que realmente ese dinero nunca ha salido”, dijo Jesús Juan Cerdá Martínez, presidente regional de la Federación de Organizaciones de Profesionales, Autónomos y Emprendedores OPA en la Comunidad Valenciana durante la conferencia “Claves para un negocio seguro. Infocif, primera Red Social Empresarial”.

Los bancos se llenan la boca con los préstamos ICO, a pesar de no concederlosSede del Instituto de Crédito Oficial (ICO) en Madrid
  • linkedin
  • google+

Cerdá aseguró que las entidades financieras todavía siguen intentado arreglar sus propios problemas y que “no prestan absolutamente nada”, aunque con sus mensajes hagan creer lo contrario.    

Sebastián Reyna, secretario general de la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA) coincide a grandes rasgos con la opinión de OPA, además de añadir el dato de que a finales de agosto tan sólo se habían concedido 7.200 millones de los 22.000 que el Instituto de Comercio Oficial (ICO) tiene de presupuesto para 2013. Esto significa, que a falta de cuatro meses para que finalice el año, únicamente se han concedido algo más de un 30% de los fondos disponibles, una cifra muy por debajo de los objetivos, según comentó Reyna.

“Si bien es cierto que en julio y en agosto hubo una subida importante, es complicado que en lo que falta de año se den los fondos que quedan”, opinó Reyna que explicó que esta situación se debe fundamentalmente a dos factores: a que el ICO no tiene estructura directa para conceder los créditos, y a que los bancos exigen niveles de solvencia y garantías superiores a los que pueden ofrecer las inmensa mayoría de pymes y autónomos.

En primer lugar, recordemos que los fondos ICO, a pesar de ser dinero público, son los bancos y las cajas de ahorro privadas las que se encargan de analizar las solicitudes, las que determinan las garantías que hay que aportar, y las que deciden si conceder o no la financiación, a la vez que asumen ellas mismas el riesgo de impagos.

Por lo tanto, como son las entidades privadas las que asumen el riesgo de las operaciones, estas se curan en salud y exigen garantías por encima de la realidad de pymes y autónomos.

De esta manera llegamos a lo que Reyna denominó cuello de botella, ya que “tenemos el dinero y tenemos la demanda, pero no hay un puerto para que esto fluya”, señaló.

Según UPTA, el colectivo de autónomos son prácticamente siempre insolventes frente a los bancos, por lo que los fondos públicos del ICO rara vez les llegan.

Cerdá apuntó también, que aunque los créditos ICO puedan parecer una buena idea, y que aparentemente pueden solventar los problemas de financiación de pymes y autónomos, sin embargo siempre hay un “pero” que lo deja todo en la misma situación que estaba.  

Desde uno de los bancos más importantes del país nos aseguran que hay órdenes de darle prioridad a los préstamos ICO, sin embargo también nos conceden que a pesar de haberse abierto el grifo, estos préstamos llegan con cuenta gotas. Sin embargo, aquí hay cierta trampa, porque si bien es cierto que sí se están concediendo estos préstamos, nuestra fuente nos aseguró que el dinero se está dando a los que no lo necesitan.

En esta línea también se pronunció OPA, que nos confirmó que “sí se han dado bastantes millones, pero en operaciones muy gruesas. Con lo cual pensamos que estos créditos ICO no van al emprendedor, no van al autónomo, no van al pequeño empresario ni a las pymes, van a las grandes empresas.

Por lo tanto, la financiación no llega a este sector del tejido económico y social, que en opinión de Cerdá es precisamente el que está salvando la economía del país.    

A autónomos y pymes se les piden unas garantías adicionales que muchos no pueden cumplir”, aseguró nuestra fuente bancaria, que también reconoció que el bombo que se les da a los préstamos ICO es más cuestión de imagen que de otra cosa.