• linkedin
  • google+

Esta es una de las nuevas medidas propuestas en el Anteproyecto de Ley de apoyo al emprendedor y su internacionalización, que prevé una nueva figura mercantil llamada Emprendedor de Responsabilidad Limitada (ERL), que permitirá al autónomo no tener que responder con todo su patrimonio personal ante una situación de embargo. 

Limitar la responsabilidad patrimonial de las personas físicas para equilibrar la situación de estos empresarios con la de los que lo hacen a través de sociedades, es una vieja reivindicación de este colectivo. 

A cambio, para proteger a los acreedores, "se arbitrarán las oportunas medidas de publicidad registral de la limitación de responsabilidad".

No obstante, la limitación de responsabilidad no se aplicará si las deudas son con la administración (obligaciones de Derecho Público), ni cuando el empresario hubiese actuado fraudulentamente o con negligencia grave en el cumplimiento de sus obligaciones con terceros. En cualquiera de estos tres casos, el autónomo podría perder su hogar.

Por otra parte, para autónomos y emprendedores de responsabilidad limitada, se amplía de uno a dos años el plazo entre la notificación de la primera diligencia de embargo y la realización material de la subasta, cuando el bien enajenado sea la residencia habitual y el embargo lo haga Hacienda o la Seguridad Social.

Desde la Unión Profesional de Trabajadores Autónomos (UPTA) se recuerda que el 80% de los emprendedores que ponen nuevas actividades económicas en España lo hacen como trabajadores autónomos “y es por tanto en este colectivo en el que deben concentrarse las nuevas medidas que contenga definitivamente la Ley”, aseguró el secretario general de UPTA, Sebastián Reyna.