ATA exige al Gobierno que sea de aplicación para autónomos y pequeñas empresas

Los autónomos reclaman el IVA de Caja obligatorio

Los autónomos solicitan que el IVA de Caja sea obligatorio para las pequeñas empresas y autónomos que facturan menos de un millón de euros al año, petición que han realizado al ministro de Hacienda, Cristobal Montoro, declara Lorenzo Amor, presidente de ATA

ATA reclama obligatorio el IVA de Caja para las pequeñas empresas y autónomosEl sistema de módulos se quedará!
  • linkedin
  • google+

Si esta petición fuese tenida en consideración ocasionaría que las grandes empresas “no busquen atajos” para no tener que llevar la contabilidad del IVA de Caja. En cualquier caso, comenta Amor, no cree que pueda incorporarse esta cuestión en esta reforma fiscal.

Como comentó el propio ministro, explica a infocif, Celia Ferrero, vicepresidenta de la Federación de Trabajadores Autónomos (ATA), van a buscar los mecanismos adecuados para sancionar a aquellas empresas que se excedan en los plazos de pago a proveedores, en este caso autónomos y  pymes.

En el caso de que acogerse al IVA de Caja se mantuviese voluntario como lo es ahora, la imposición de sanciones, señala Celia Ferrero, se reducirían los casos en que que las grandes empresas aconsejan al autónomo y al proveedor o pyme que no estén adheridos al IVA de Caja.

Se trata de una declaración expresa por parte de las grandes empresas de que se van a dilatar en los plazos de pago e incumplir una norma que es la Ley de Morosidad. Para evitar esto, existen dos opciones, asegura la vicepresidenta de ATA:

1-Pasar a todos los autónomos y pequeñas empresas al régimen de IVA de Caja para no darles la opción a las grandes empresas de elegir a aquellos proveedores que no están en régimen de IVA de Caja. De ese modo se evitaría “esa especie de amenaza velada de que si se acogen al IVA de Caja, buscarán a otro proveedor”.

2- Establecer un régimen sancionador. Aunque hay que recordar que no todas las grandes empresas se comportan de este modo, por lo que no se puede generalizar. No se puede permitir a las empresas que dilaten los plazos de pago, insisten desde ATA, porque están incumpliendo la Ley de Morosidad, además de tener un comportamiento de posición dominante y abusivo con sus proveedores.

De igual forma, alega que cuando una ley no tienen un régimen sancionador, “es muy difícil qué llegue a ser respetada por completo. El sistema sancionador que está estudiando el Gobierno debe ser efectivo y que no ataque “a justos por pecadores, como suele pasar”. El objetivo está en buscar el problema y corregirlo, afirma, aunque será a largo plazo.