• linkedin
  • google+

La UATAE desglosa el gasto de la siguiente manera: 120 euros anuales en mantenimiento de TPV, de 30 a 70 euros por mantenimiento de cuenta, otro tanto por cada una de las tarjetas de crédito, débito, y 180 euros al año de media en transferencias bancarias.

Según la UATAE, “la paralización del consumo, la grave crisis económica, y la competencia de las grandes empresas “ hace que los autónomos tengan aceptar tarjeta de crédito a sus clientes, pagar a sus proveedores por transferencia en lugar de en efectivo, (además lo exige la Ley), y si el cliente lo reclama, tienen que darle facilidades a la hora de adquirir sus productos, ya que en el mercado se ofrece pagar de forma fraccionada, en varias veces.