Los 5 errores más comunes a la hora de negociar un contrato

En nuestro día a día en la empresa, negociamos continuamente con clientes, proveedores, colaboradores, empleados, por lo que la negociación es parte de nuestra vida. Pero, no somos conscientes y a veces cometemos errores porque subestimamos algún aspecto de la negociación o porque por falta de tiempo no le prestamos la atención que requiere al asunto que estamos tratando.

Los 5 errores más comunes a la hora de negociar un contratoLos 5 errores más comunes a la hora de negociar un contrato
  • linkedin
  • google+

Tener claros los errores más habituales a la hora de negociar, nos puede ayudar tanto en una gran negociación de un contrato a nivel internacional como en la negociación de las tarifas del móvil con nuestra compañía telefónica.

A continuación, te detallamos algunos de los errores más comunes que se cometen a la hora de negociar un contrato:

No tener claro cuál es tu objetivo

Antes de comenzar a negociar es importante saber cuál es el objetivo que queremos conseguir y qué límites mínimos y esenciales deseamos respetar. Por ejemplo, si quiero pactar un precio determinado, pero puedo aceptar una rebaja, tengo que pensar el límite de esa rebaja.

Si no tienes claro tu objetivo o te pones una posición demasiado rígida, no será posible negociar. Por lo que antes de sentarte con la otra parte, valora lo que quieres lograr y a qué estás dispuesto a renunciar.

No escuchar

Otro problema que suele existir en las negociaciones es que no escuchamos a la otra parte, nos obcecamos en exponer nuestros razonamientos y cuando habla el contrario no prestamos atención.

Aprende a escuchar porque esa es la clave para encontrar puntos en común en una negociación y para ir fijando aquellos aspectos en los que ambas partes están de acuerdo.

No asesorarte

Cuando se trata de un contrato (laboral, mercantil, civil), es importante buscar asesoramiento especializado, es decir, una persona que, en base a su formación y experiencia, nos pueda informar sobre las opciones que tenemos y los pros y contras de cada opción.

En ocasiones obviamos la necesidad de un asesoramiento especializado por un motivo económico, pero el hecho de no obtener ese asesoramiento en el momento oportuno, nos puede costar caro en el futuro.

No buscar información

Ante cualquier negociación, lo primero que hay que hacer es informarse. La información es poder, esto es una realidad, y cuanto más sepas del tema a tratar, de la empresa que tienes de frente, de tu empresa y de todo lo que sea necesario para la negociación, mejor.

Busca información, pregunta, investiga, aclara tus dudas y una vez que tengas toda la información ordénala y clasifícala para poder utilizarla con facilidad durante la negociación.

No dar alternativas

Un buen negociador no defiende de forma rígida su postura, razona y empatiza con la otra parte, la entiende y se pone en su lugar y, sobre todo, da alternativas.

Antes de comenzar a negociar piensa en los distintos escenarios que pueden existir y en las alternativas que puedes ofrecer en cada uno de ellos. Durante la negociación podrán plantearse situaciones nuevas ante las cuales también tendrás que reaccionar dando alternativas.

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.