Programa de 315.000 millones de inversión

Los 28 aprueban el plan Juncker pero no comprometen fondos nacionales

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europeo respaldan políticamente el plan de inversión de Juncker para relanzar la economía pero ninguno ha comprometido fondos hasta el momento. Los 28 se han reunido en el Consejo Europeo y han aprobado el programa que pretende movilizar 315.000 millones de inversión, pero ninguno de ellos ha concretado inversiones.

Los 28 aprueban el plan Juncker pero no comprometen fondos nacionalesLos 28 aprueban el plan Juncker pero no comprometen fondos nacionales
  • linkedin
  • google+

Los máximos mandatarios de la Unión Europea "piden que se ponga en marcha un Fondo Europeo de Inversiones Estratégicas dentro del grupo del Banco Europeo de Inversiones con el objetivo de movilizar 315.000 millones de euros en nuevas inversiones entre 2015 y 2017", explicaba al término de la reunión la Comisión Europea.

Sin embargo, y pese a que gran parte de la inversión estimada depende de los fondos que cada país decida aportar, ningún mandatario europeo ha concretado cuánto dinero pretende incorporar al plan.

Sólo Hollande da un ‘sí’ claro

François Hollande, presidente francés, ha sido el único que ha avanzado que está dispuesto a participar, aunque sin concreción en cifras. En el lado opuesto está el holandés Alexander Stubb, quien ya ha adelantado que no aportará fondos. Mientras, el Gobierno español ha declarado que espera conocer los detalles del plan, aunque el ministro De Guindos se ha mostrado favorable.

En principio está previsto que el plan pueda ponerse en marcha a mediados de 2015, una vez haya sido aprobado por el Parlamento Europeo y los Estados miembros. Previamente, la Comisión deberá presentar la propuesta legislativa, previsiblemente en enero.

El plan presentado por Juncker prevé movilizar unos 315.000 millones de euros en inversiones, básicamente procedentes del Banco Europeo de Inversiones (BEI), aunque el propio ejecutivo comunitario propone que los Estados realicen sus propias aportaciones para aumentar la potencia de fuego para reactivar la economía europea.