El alquiler de oficina y residencia supera los 100.000 dólares por empleado y año

Londres, la ciudad más cara para las multinacionales

Londres se ha convertido en la ciudad más cara del mundo para las multinacionales por coste de ubicación de sus empleados -vivienda y espacio de trabajo- superando así a Hong Kong, que había mantenido hasta ahora el primer puesto durante los últimos cinco años, según la consultora inmobiliaria Savills.

Londres, la ciudad más cara para las multinacionalesLondres, la ciudad más cara para las multinacionales. Foto: Mariano Mantel cc
  • linkedin
  • google+

A continuación se sitúan Nueva York y París, en las que el coste combinado de alquiler de residencia y espacio de trabajo supera los 100.000 dólares por empleado al año.

Desde que la firma comenzase en 2008 a realizar este informe, las cuatro ciudades han encabezado la clasificación, lo que, según Savills, refleja la estabilidad relativa de los mercados residencial y comercial en las ciudades maduras tras la crisis.

El coste inmobiliario en Londres en los primeros seis meses del año ha subido a una tasa anualizada del 10,6%, gracias, en gran parte, a la reciente apreciación de la libra esterlina frente al dólar estadounidense.

En total, el coste en dólares del alojamiento residencial y comercial en Londres se ha incrementado en un 39 % desde 2008. A pesar de su ascenso en el ranking, Londres sigue lejos del récord alcanzado por Hong Kong en 2011, con 128.000 dólares por empleado al año.

La caída de los alquileres de vivienda y, especialmente, la debilitación de la moneda ha disminuido la competitividad de Hong Kong, lo que ha propiciado que el precio medio actual de alquiler de espacio residencial y de oficinas haya vuelto a los niveles de 2008, 116.000 dólares por empleado por año.

Tokio ha bajado de la tercera a la quinta posición, pues las rentas han caído o se han estancado después de 2008 y se han reducido en un 23 %. Por otro lado, Río de Janeiro y Sídney, comparativamente más asequibles, han visto un aumento significativo respecto al precio de la vivienda y el espacio de trabajo desde 2008, un 85 % y 58 %, respectivamente.

Según la directora del departamento de World Research en Savills, Yolande Barnes, este año ha sido testigo de un incremento del precio de las propiedades inmobiliarias mucho más modesto en casi todas las ciudades y algunas han mostrado pequeñas bajadas.

La previsión es que esta tendencia continúe mientras el interés de los inversores y de la actividad del mercado se desplaza a ciudades de segundo nivel, añade.