La metodología creada por Eric Ries está detrás del éxito de Dropbox

Lean Startup: aprende rápido y emprende sobre seguro

Aprender rápido y barato para no parar de innovar. Es la filosofía detrás del Lean Startup una metodología para la gestión de empresas nuevas de base tecnológica que parte de la idea de asegurarse de desarrollar únicamente aquellos productos que el público quiere y que está detrás del éxito de Dropbox.

Lean Startup: aprende rápido y emprende sobre seguroEric Ries, 'gurú' del Lean Startup
  • linkedin
  • google+


Qué es



El Lean Startup es una metodología que busca generar una aproximación científica para la gestión de empresas de nueva creación que tiene como principal objetivo hacer llegar nuevos productos desarrollados en el menor tiempo posible hasta los consumidores.



Esta metodología se basa en el proceso de construir-medir-aprender y está muy vinculada a los sectores más innovadores, especialmente a los relacionados con el software e internet. Las empresas que practican el Lean Startup empiezan lanzando al mercado un ‘producto mínimo viable’, una versión del producto que únicamente recoge las características mínimas que establece la hipótesis de mercado que quieren probar.



Una vez en el mercado, la empresa mide los resultados a través de métricas diseñadas para analizar la hipótesis y trata de aprender para realizar nuevos desarrollos que le acerquen más a los deseos de los consumidores. Este proceso está pensado para desarrollarse de forma circular.



Qué problemas soluciona



El Lean Startup busca acabar con la lentitud en el desarrollo de innovaciones y nuevos productos, que puede acabar con las empresas en los sectores más dinámicos de la economía, especialmente en los sectores tecnológicos.



Este método pretende abaratar el desarrollo de productos y servicios, evitando incluir características caras de desarrollar antes de lanzar el producto para que sea probado por el mercado. La metodología responde de la forma más barata posible a la duda sobre si el mercado quiere el producto que pretendemos desarrollar.



La eliminación de la incertidumbre es uno de los objetivos del Lean Startup, ya que genera una serie de herramientas que permiten testear de forma continua la visión de la empresa sobre las necesidades del mercado.



Principios



Esta metodología se basa en cinco principios básicos:



  1. Los emprendedores están en todas partes. No hace falta instalarse en un garaje para convertirse en emprendedor.

  2. El emprendimiento es gestión. El emprendimiento precisa una forma de gestión de la empresa específica para su contexto y la fase en la que se encuentra.

  3. Aprendizaje validado. El principal objetivo de la startup es propiciar un modelo de negocio que le lleve a generar dinero de forma sostenible, por lo que el primer objetivo del emprendedor debe ser conocer el mercado para desarrollar de forma continua la mejor solución para sus necesidades.

  4. Contabilidad de la innovación. Para poder medir el éxito de un desarrollo del producto es necesario generar una serie de métricas que faciliten medir el progreso, si se están cumpliendo los objetivos inmediatos y facilitar el establecimiento de las prioridades.

  5. Construir-Medir-Aprender. Esta filosofía sostiene que la principal misión del emprendedor es convertir las ideas en productos, medir su impacto para decidir si se debe seguir desarrollando o si es hora de ‘pivotar’ –introducir un cambio radical en el desarrollo o el modelo de negocio ante la falta de resultados-.


Cuándo se creó



Esta metodología tiene sus orígenes (lejanos) en el Lean Manufacturing, una filosofía japonesa para la gestión de empresas industriales iniciada por Toyota a mediados del siglo XX y que tiene como principio fundamental la eliminación del ‘desperdicio’ en todas sus formas, desde los reprocesos de productos a la pérdida de tiempo de trabajo.



La palabra Lean Startup se acuñó en 2008 como la adaptación de esos principios a las empresas de nueva creación.



Quién la ideó



Eric Ries fue el primer autor en utilizar el término ‘Lean Startup’. Ries ha creado diversas empresas tecnológicas. La más conocida es IMVU, empresa que crea entornos de realidad virtual de la cual Ries fue director de Tecnología.



Ries ha recibido el premio al Mejor Emprendedor Joven de Tecnología de la revista BusinessWeek en 2007 y, desde 2010, es ‘emprendedor-residente’ en la Harvard Business School.



Sectores en que se utiliza



El Lean Startup es utilizado en entornos de fuerte cambio tecnológico, donde es básico ser capaz de desarrollar productos y mejoras con una gran rapidez. Esta filosofía de gestión de empresas de emprendimiento se practica especialmente en sectores en los que es fácil medir y analizar gran cantidad de datos en pequeños espacios de tiempo sobre el comportamiento del producto en el mercado, como las industrias de programación informática e internet.



Casos de éxito: El lanzamiento de Dropbox



Dropbox, la empresa más exitosa en el mundo de almacenamiento de archivos online, aplicó el principio de ‘aprende pronto, aprende rápido’ para lanzar su negocio entre 2007 y 2008. La empresa fundada por Drew Houston, formado en el Massachusetts Institute of Technology (MIT), y Arash Ferdowsi comenzó su andadura con simplemente un vídeo como Producto Mínimo Viable.



Crearon un documento de tres minutos donde podía verse el funcionamiento futuro de la plataforma y lo colgaron en internet, acompañado de una página web muy simple en la que los usuarios interesados solo tenían que introducir su dirección de correo electrónico.



Además colgaron el vídeo en Digg, un famoso agregador de noticias. Fruto de ello, en un solo día, el número de usuarios en lista de espera pasó de 5.000 a 75.000. Con esas cifras, Dropbox se aseguraba de que estaba evitando desarrollar “algo algo que nadie quiere”. Una vez lanzado el producto, Dropbox consiguió un millón de usuarios en solo siete meses.



Redes de Lean Startup en España



En España, los dos grupos más conocidos de debate y eventos acerca del Lean Startup están en Madrid y Barcelona. Son Lean Startup BCN y Lean Startup Circle-Madrid. En ellas se puede aprender cómo aplicar el Lean Startup a tu empresa de emprendimiento.