Las ventajas de utilizar software libre en una empresa

Quienes tengáis una empresa con muchos puestos de trabajo donde se requiera un ordenador seguramente habréis notado que hay un pequeño inconveniente que suele darse con frecuencia: el desembolso de las licencias del software.

Software libreLas ventajas de utilizar software libre en una empresa
  • linkedin
  • google+

Que si Windows, que si Office, que si AutoCAD, que si Photoshop, etc. Un gasto que se repite cada vez que hay actualizaciones de versión, y donde no queda otra que pasar por caja, pues el mero hecho de tener software pirata puede llevaros a un problema serio.

Ahora bien, probablemente alguno de vosotros se habrá percatado de que en el párrafo anterior hay algo que no casa de manera certera; ¿qué podría ser? Pues nada más y nada menos que aquello de que no hay alternativa al pago de las licencias, porque a decir verdad sí hay una, y es de la que os quería hablar hoy: el software libre.

Qué es el software libre y en que puede ayudaros en la gestión de la empresa

Se le denomina software libre a aquellos programas que son gratuitos, cuyo código es accesible y modificable, y que además pueden ser posteriormente distribuidos con modificaciones. ¿Un ejemplo? Linux, el sistema operativo más empleado del mundo. Vamos a ver un listado de las ventajas que os podrán dar este tipo de aplicaciones.

  1. Ventaja económica

    Como os podréis imaginar el mero hecho de no tener que pagar licencias a ninguna empresa os ahorrará un coste más que considerable. Os podréis olvidar de los pagos por unidad a Microsoft, a Adobe y a tantos otros. Con el software libre podréis descargar, probar y quedaros con el que más os convenza sin tener que aflojar un florín. Y claro está que podréis utilizarlo en cuantos equipos queráis, ¡no hay límite!

  2. Ventaja competitiva

    Si siempre recurrís a las soluciones de siempre, os estaréis perdiendo un enorme ecosistema de desarrolladores que está creando y manteniendo software libre que, en muchas ocasiones, es capaz de suplir vuestras necesidades de mejor manera. ¿Por qué no darles una oportunidad? Dentro del mundo de software libre las opciones son enormes; y es que sólo con deciros que tendréis bastantes alternativas gratuitas a Windows sin tener que pagar...

  3. Personalización

    En ocasiones puede suceder que haya un programa que os guste y que podría encajar muy bien en el funcionamiento de la empresa, pero que cuente con algo que os eche para atrás: que os gustaría realizarle modificaciones. Con un software propietario ésto sería muy complicado y costoso al depender al 100% de la empresa desarrolladora. En cambio con el software libre podréis contratar a un programador o a un diseñador y adecuar el software a vuestras necesidades. ¿Necesitáis un explorador web que pueda comunicarse sin problema con la maquinaria que fabricáis? Sin problema, ¿necesitáis tener un sistema operativo propio en vuestra empresa? Se puede, no seriáis los primeros. Y así con mil opciones.

  4. Seguridad

    ¿Nunca os habéis preguntado el porqué de que la mayor parte de Internet, el armamento nuclear, los super ordenadores o mismamente los sistemas de control de satélites funcionen bajo Linux o derivados? Por una sencilla razón: al tener acceso al código fuente pueden garantizar que cualquier falla existente pueda ser solucionada rápidamente si se cuenta con personal especializado. En cambio en un software propietario nuevamente se depende de la empresa desarrolladora para que la solución pueda llegar.

    Por cierto, a una pequeña empresa no le es necesario contar en nómina con técnicos especializados, pues una de las principales ventajas del software libre es que existe una enorme comunidad alrededor del mundo que está constantemente sacando mejoras y desarrollos para los programas y sistemas operativos libres. De ahí que, si tenéis un problema de seguridad, lo más probable es que ya tengáis en la red la solución.

    Además de ello, instalando software libre, os aseguraréis de que el programa en cuestión no tenga códigos maliciosos en su interior. Con el software propietario nunca se sabe, y además no sería la primera vez que se acusa a Windows de tener puertas de acceso para los sistemas de seguridad de EEUU. Cuando se esté manejando información delicada conviene tomar precauciones.

  5. Mejor trato al cliente

    No hay compras, sí, pero no por ello no significa que con el software libre no se pueda ganar dinero. Veréis cómo hay multitud de empresas que, tomando el software libre como base, crean personalizaciones para los clientes o que simplemente realizan labores de asesoría técnica, ofreciendo en muchos casos un servicio de atención al cliente exquisito.

    Ésto, a su vez, significa que contando con software libre estaréis dando más oportunidades de entrar en acción a pequeñas empresas nacionales o locales, mientras que con el software propietario no os quedará otra que recurrir al soporte oficial si queréis garantías de resultados. Y claro, ésto significa que toda la facturación (incluida la de las licencias) vaya en su mayor parte al extranjero.

  6. Gestión sencilla y segura

    ¿Necesitáis descargar un programa que haga tal o cual cosa en Windows? Os tocará navegar por la red en busca de la aplicación. Pero claro, más allá de que probablemente tendréis que pagar os encontraréis con que además del software en cuestión os estaréis descargando virus, troyanos y malware en general (no siempre, pero es muy habitual).

    En el caso de Linux, que es el sistema operativo más conocido del mundo del software libre (realmente se denomina GNU/Linux, pero bueno), sólo tendréis que hacer un par de clics y acceder sin mayor problema a enormes bases de datos donde ya tendréis preparado el programa buscado de manera segura (lo que se conoce como repositorios). Y lo mejor, sin publicidad ni mil añadidos que os incordiarán ralentizando el ordenador.

  7. Formatos propietarios

    Con el software propietario os vais a encontrar en muchas ocasiones con la circunstancia de que para abrir ciertas extensiones podréis hacerlo sólo con un programa determinado, lo que implica que habréis de adquirir su licencia si queréis manejar su sistema. En cambio con el software libre os estaréis evitando ésto, pues además de que normalmente son capaces de reconocer los formatos propietarios, os darán la opción de manejar todo tipo de formatos abiertos estandarizados. Se acabaron los problemas de compatibilidades.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.