Creen que rompe la seguridad jurídica y que peligran las inversiones

Las renovables critican al Gobierno por la reforma energética

El director general de la Asociación de Productores de Energías Renovables, Jaume Margarit, y el director general de la Unión Española Fotovoltaica, José Donoso, han cargado contra la reforma energética del Gobierno porque consideran que rompe la seguridad jurídica y pone en peligro las inversiones.

Las renovables critican al Gobierno por la reforma energéticaLas renovables critican al Gobierno por la reforma energética
  • linkedin
  • google+

En su comparecencia en la comisión de Empresa y Empleo del Parlamento catalán, Donoso ha criticado el recorte de 1.671 millones de euros estimado por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia en los ingresos de las instalaciones de producción de electricidad a partir de fuentes de energía renovable, y ha acusado al Gobierno de no tener "visión de futuro" ni planes concretos en materia de energía.

"El inversor respondió a una señal del mercado que se le dio en un BOE, con la garantía del Estado", ha señalado Donoso, que por el contrario ha denunciado que ahora "el Gobierno le dice a los inversores: ¿Cómo es tan tonto que se ha fiado del BOE?".

El representante de la UNEF también ha llegado a señalar que la reforma energética es contradictoria en su "ideología", y ha puesto como ejemplo el hecho de que, en EEUU, el ultraconservador Tea Party es uno de los partidarios más firmes del autoconsumo eléctrico, al ser una forma de "poder individual" frente al de las grandes compañías.

Donoso ha alertado de que numerosas plantas fotovoltaicas se enfrentan a un proceso de cierre, en especial los pequeños inversores, y que es "fundamental" que los próximos gobiernos deroguen la ley de reforma eléctrica para "ir de verdad en sintonía con Europa".

"Es absurdo. Teníamos las bases para ser líderes en el sector a nivel mundial y lo estamos tirando a la basura", ha lamentado Donoso, que ha recordado que su organización no pide "ni primas ni subvenciones, simplemente que se nos deje competir".

Por su parte, Margarit ha denunciado que la reforma eléctrica del Gobierno se basa exclusivamente en el objetivo de cuadrar los números, meta que Margarit ha compartido, aunque ha criticado que los cambios legislativos no actúen para paliar la dependencia energética española.