La investigación es la base de un buen análisis de riesgo

Las herramientas de Infocif para el análisis de riesgo en las empresas

No podemos escondernos detrás de la situación actual. No podemos cerrarnos en banda ante la idea de que los bancos ya no nos ayudan y darnos por vencidos. La salida ante esta situación está en nuestras manos, y si levantamos la cabeza por encima del miedo veremos un mundo lleno de oportunidades.

Las herramientas de Infocif para el análisis de riesgo en las empresasLas herramientas de Infocif para el análisis de riesgo en las empresas
  • linkedin
  • google+


El problema actual es la crisis, vale, eso lo tenemos claro. Las familias tienen menos capacidad económica, el consumo se reduce, las empresas no venden lo que necesitan por lo que deben prescindir de trabajadores y entramos así en una rueda sin fin.



Del mismo modo, las empresas necesitan dinero y el banco no se lo proporciona ante la incertidumbre sobre la capacidad de devolución que tengan ante el crédito dado. Pero, ¿se analiza correctamente la capacidad real de devolución que tienen las empresas?



Investigar debe ser la característica principal de los analistas de riesgos. Un analista de riesgos no puede dejarse llevar por un impulso ante las pérdidas continuadas de una empresa, o ante un plan de ventas que no sea satisfactorio. Un buen análisis de riesgos es el resultado de aunar las miles de informaciones que existen sobre las empresas, ya que la finalidad es poder proporcionar la mayor cantidad de financiación posible.



¿Qué analizar y donde encontrarlo? En Infocif podemos encontrar todo lo que necesitamos:



  1. Cuentas anuales (donde analizar la evolución de las empresas y conocer su estado actual).

  2. RAI (incidencias en el Registro de Aceptaciones Impagadas).

  3. Actos publicados en el BORME.

  4. Administradores y sus vinculaciones con otras empresas.

  5. Noticias en El Diario del Emprendedor

  6. Contacto de las empresas (teléfonos y direcciones).


Existe financiación en el mercado, solo hay que saber dónde buscarla, y la respuesta a ‘dónde’ es muy sencilla. Busquemos financiación en aquellos financiadores cuyos análisis se basen en la investigación y la información, y no en aquellas donde solo se base en la solvencia y garantías de la empresa que solicita el crédito. Es ahí donde nos proporcionarán la mayor cuantía de financiación y las mejores garantías. Busquemos nuestro respaldo financiero.