Telefónica, Repsol y Bankia

Las grandes empresas se muestran optimistas respecto a la competitividad en España

Telefónica, Repsol y Bankia son tres grandes empresas que se muestran optimistas ante la competitividad en España. Pese a ello, destacan que la educación, la energía y la financiación son elementos clave de nuestro país.

Telefónica, Repsol y Bankia, tres grandes optimistas Telefónica, Repsol y Bankia se muestran optimistas respecto a la competitividad en España
  • linkedin
  • google+


El presidente de Telefónica, César Alierta, asegura que España es "un gran país", con "una gente espectacular". Por su parte, Antonio Brufau, presidente de Repsol, explica en el debate 'Competitividad y crecimiento en España', organizado por AT Kearney, que es necesario "trabajar cada día", porque "cada día se hace el futuro".



El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, apunta que "la responsabilidad la tenemos todos y cada uno de nosotros" y que hay que luchar contra la sensación de que en las empresas grandes lo que haga cada persona es poco relevante. "Si algo tenemos que empujar entre todos es la idea de que una sociedad sana no tiene su futuro escrito; su futuro lo escribe cada uno de sus individuos", añade.



"El potencial de crecimiento de un país va en función de su capital humano", afirma Goirigolzarri. "Los cambios en educación son complejos", aunque "pocos proyectos pueden tener la cohesión y el apoyo para un país como la educación", apunta. Goirigolzarri también destaca que "la educación es fundamental, pero no es un tema solo de jóvenes". 



Por su parte, Alierta indica que "la formación continua es fundamental" y explica que "el 46% jóvenes menores de 35 años quieren ser empresarios, y casi todos dicen que no saben cómo serlo". Asimismo, Alierta asegura que "España tiene dos economías, una supercompetitiva y otra que no lo es" y que este año el país "va a crecer más del 2% y puede crecer mucho más".



Respecto a la energía, el presidente de Repsol destaca que "la Unión Europea ha perdido competitividad en relación con otras regiones", ya que "EEUU dispone de un gas natural y un crudo más competitivos que los de España y Europa". "No es razonable que en EEUU el coste del gas natural sea tres veces inferior que en Europa", por lo que se parte "de una situación de enorme desventaja competitiva", asegura.



Brufau señala que otros puntos que afectan a la competitividad son el coste laboral, el financiero y la innovación tecnológica". Respecto al coste laboral, comenta que "hay un antes y un después de la reforma laboral de 2012, gracias a la cual las empresas fueron más flexibles y fueron capaces de mejorar su competitividad".



Para Goirigolzarri, la mejora de la competitividad en España pasa por "tener unas condiciones de financiación excelentes, pero sanas". "No nos tenemos que olvidar de que venimos de una crisis de sobreendeudamiento y que estamos en un proceso de desapalancamiento", ya que en España ha habido "un modelo de crecimiento muy dependiente de la financiación", concluye.