El buscador pone a la venta de nueva las gafas inteligentes para recabar opiniones de los usuarios

Las Google Glass se ponen a prueba en Estados Unidos

La empresa tecnológica Google ha puesto de nuevo a la venta en Estados Unidos su prototipo de gafas Google Glass hasta agotar existencias, para recabar las opiniones de los usuarios y mejorar el producto antes de su salida al mercado este mismo año.

Las Google Glass se ponen a prueba en Estados UnidosLas Google Glass se ponen a prueba en Estados Unidos
  • linkedin
  • google+

La empresa ha hecho este anuncio con una nota en el perfil de Google Glass en la red social Google+, donde se limita a indicar que quien desee adquirir sus futuristas gafas podrá hacerlo hasta agotar existencias, sin precisar el número disponible.

El precio de las gafas es de 1.500 dólares más impuestos y su venta se enmarca dentro del programa "explorador", que sirve a la compañía para poner el aparato en manos de usuarios, obtener sus comentarios y mejorarlo antes de su lanzamiento definitivo.

Hace exactamente un mes Google puso a la venta un número limitado de sus prototipos de gafas sólo por un día para sus clientes en Estados Unidos y únicamente a través de internet.

Las gafas incorporan una pequeña pantalla en el costado derecho sobre la que se proyecta información, desde un sistema de navegación, brújula, hasta datos sobre vuelos, y responde a comandos de voz que permiten, entre otras cosas, poner música, responder mensajes, dictar notas y hacer búsquedas en internet.

La herramienta, además, graba vídeo y toma fotografías, si bien el número de aplicaciones disponibles para el dispositivo es aún muy pequeño.

Si no es a través de estas ventas puntuales de la compañía, la única manera posible de hacerse con sus gafas inteligentes es con una invitación especial de Google, un sistema del que sólo se han beneficiado unas 15.000 personas hasta ahora.

La fecha de venta oficial de Google Glass, un producto del que se empezó a hablar a finales de 2011, será en algún momento del segundo semestre del año y se rumorea que la compañía podría rebajar el precio final de sus gafas hasta los 600 dólares