Las franquicias mejor cuanto menos personal tengan

Esta es la conclusión que podríamos sacar tras ver los datos positivos de las franquicias menores en cuanto a personal

Las franquicias mejor cuanto menos personal tenganLas franquicias mejor cuanto menos personal tengan
  • linkedin
  • google+

Los bancos parece que lentamente han ido abriendo el grifo a la financiación, mejorando la confianza del consumidor y parece que la economía nacional empieza a ir creciendo. Estos factores son los que podrían estar detrás del crecimiento de las franquicias de autoempleo en nuestro país.

Este tipo de franquicias no necesitan una inversión inicial millonaria ni que necesite demasiado personal para echar a andar y que, pueden ser una salida profesional para todos los emprendedores que quieran convertirse en sus propios jefes con el paraguas que supone tener a una marca ya conocida en el mercado.

En el amplio mundo de las franquicias hay muchas marcas que necesitan poca inversión y escasa mano de obra para ponerse en funcionamiento, han tenido a sectores como el inmobiliario, asesorías y consultorías como los que más han crecido.

El crecimiento de nuevo de las agencias inmobiliarias es debido a que el mercado de compra/venta de vivienda se ha vuelto a animar tras años de total depresión. Poner en marcha este tipo de franquicias no necesita más allá de 100.000 o 120.000 euros, que incluso para algunas marcas es incluso de menor cuantía.

Dos trabajadores por cada local

El sector inmobiliario ha terminado 2015 con cinco redes de franquicias más que con las que comenzó el año, se ha pasado de 26 a 31. Este crecimiento se ha notado en el número de locales con los que cuenta el sector, que ha aumentado en 224 más que el año anterior y que ha cerrado el ejercicio con unas ventas de 44, 2 millones de euros por encima de las de 2014.

Una de las pruebas de que este sector se suele prestar al autoempleo es que, de los 224 locales, el empleo generado ha sido de 305 nuevos puestos, no llegando a los dos empleos por cada establecimiento nuevo.

En el campo de las asesorías, pese a que la cantidad de redes que operan en este ámbito de franquicia son 52, en lugar de las 46 de un año antes, la cantidad de puestos de trabajo de estas nuevas marcas asciende a 150. Este tipo de franquicias solo necesitan una o dos personas para operar.

El sector de salud, en ascenso

En esta situación viven las franquicias de centros de salud, masajes y ópticas, que sus establecimientos han aumentado en 156 y su empleo en 551 personas. A este sector se suma el sector de la belleza y la estética, que ha crecido con 11 nuevas marcas. Esto es un claro indicador que los locales de este sector son cada vez más reducidos y se acercan al concepto de las franquicias que buscan más el autoempleo.

Algo que no podemos poner en duda, es que este sector es quizás uno de los que más autoempleo ha estado generando en los últimos años entre las mujeres. Este colectivo de población cada vez más emprende mediante el modelo de franquicia. Las mujeres emprendedoras han aumentado en 1.4% en 2015, siendo el perfil medio el de mujeres con una edad entre 45 y 50 años, de las que el 90% tiene hijos y quiere reincorporarse al mercado de trabajo.

En cabeza, los de siempre

Si dejamos a un lado los sectores que más han crecido en el último año, los datos de la Asociación Española de Franquiciadores confirman que, en nuestro país, en el último año, los que mandan siguen siendo los de siempre: moda, hostelería y alimentación.

El primero de estos es el que tiene el número 1 en cuanto a redes, con 204, tomando la delantera de hostelería y restauración que cuenta con 174 cadenas. Estos sectores son los que más visibilidad dan a la franquicia española en el exterior, por la expansión internacional que han tenido en los últimos años.

Actualmente, de las 1232 enseñas que operan en España, un número de 218 (el 17,7%) proceden de 28 países, de manera especial de Francia, Italia, Estados Unidos, Reino Unido y Alemania.

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.