La AEE luchará contra la norma “con todas sus fuerzas y en todas las instancias”

Las eólicas recurrirán la nueva normativa de renovables

El presidente de la Asociación Empresarial Eólica (AEE), José López-Tafall, ha anunciado que la agrupación recurrirá la nueva normativa renovable "con todas nuestras fuerzas y en todas las instancias que podamos".

Las eólicas recurrirán la nueva normativa de renovablesLas eólicas recurrirán la nueva normativa de renovables. Foto: EFE
  • linkedin
  • google+

Durante la inauguración de la Convención Eólica 2014, López-Tafall ha cargado contra la reforma energética aprobada por el Gobierno en julio del pasado año y, particularmente, contra el real decreto en el que se fija la retribución del régimen especial (renovables, cogeneración y residuos), publicado este martes en el BOE.

Asimismo, ha apuntado que la AEE seguirá "peleando para que este impacto no se agrave" con los "flecos" de la reforma -es decir, los desarrollos normativos-, especialmente con la posibilidad de que las renovables tengan que financiar la interrumpibilidad (pagos a algunas industrias por desconectarse de la red cuando el sistema lo necesita).

A falta de conocer los "detalles finales" de la normativa, recogidos en la orden ministerial de parámetros, López-Tafall ha insistido en que la eólica "es sin duda la tecnología más perjudicada de esta reforma", que ha tachado de "injustificada en sus planteamientos y desproporcionada en sus efectos".

Por ello, ha vaticinado que la reforma provocará un "larga travesía de parálisis de inversiones" así como de "pleitos a nivel nacional e internacional", como demuestran los seis arbitrajes a los que se enfrenta España por esta cuestión.

López-Tafall ha argumentado que la eólica no se desvió de las previsiones en su desarrollo, que es una tecnología que crea valor y empleo, que proporciona ahorros a los consumidores por su efecto en el mercado y que genera riqueza en el territorio.

El presidente de la AEE ha subrayado que "necesitamos el apoyo de nuestro Gobierno y de nuestras autoridades" para evitar que se destruya la industria creada alrededor de la tecnología eólica, porque "a poco que la demanda repunte España va a necesitar más energía".

Por ello, ha pedido al Ejecutivo que reivindique el papel de liderazgo en la industria eólica para España, que impulse unos objetivos "ambiciosos" de renovables ante la Unión Europea y que apoye un plan de fomento del sector, con el objetivo de mantener el empleo industrial y la presencia internacional de las empresas.

Este plan, en el que ya trabajo el sector, se basaría en el apoyo financiero y logístico a la exportación, la modernización de la producción, la extensión de la vida de los parques y la repotenciación, entre otros factores.