• linkedin
  • google+

Esta es una de las nuevas medidas que contempla la futura Ley de Emprendedores, cuyo anteproyecto se aprobó en el pasado Consejo de Ministros. Esta medida se aplicará a partir del próximo uno de enero, y según el Gobierno, cerca de unos 1.300.000 autónomos y más de un millón de pymes podrán beneficiarse de ella.

Sin embargo, el IVA, que actualmente se liquida cuando se emite la factura, sí tendrá un límite para abonarse, siendo el plazo máximo el 31 de diciembre del año siguiente, incluso aunque no se haya cobrado la factura.

Otra de las novedades importantes de la ley será la deducción del 10% en el impuesto de Sociedades por la reinversión de cualquier tipo de beneficio obtenido en nuevos activos para la compañía. Sin embargo, esta medida sólo se aplicará a aquellas empresas con una cifra de negocio inferior a 10 millones de euros.

Según aseguró la Vicepresidenta, Soraya Sáez de Santa María, esta medida podrá beneficiar a unas 200.000 personas físicas y 185.000 pymes.

Otra novedad fiscal serán las deducciones por I+D+i. Las sociedades que estén invirtiendo ahora podrán recuperar este importe en 2015.

También tendrán deducciones los particulares que aporten "capital semilla" a una empresa de nueva creación,  beneficiándose de una deducción del 20% en el IRPF, con una base máxima de 20.000 euros al año. Además, se eximen fiscalmente las plusvalías generadas al salir de la sociedad, siempre que estas se reinviertan en otras empresa de nueva creación.