Un informe llama a aumentar el crédito a las pymes mejorando la información crediticia

Las dos velocidades en la financiación de las empresas españolas

Los inversores han puesto el foco en España. Es la hipótesis que ha despertado los últimos anuncios en los medios de comunicación acerca del interés de referentes internacionales de la empresa y las inversiones por las empresas españolas. Pero el supuesto hechizo por las grandes empresas no llega a las pymes, que han visto reducido el crédito bancario un 66% desde que se inició la crisis.

Las dos velocidades en la financiación de las empresas españolasAgencia EFE
  • linkedin
  • google+


Bill Gates, filántropo y fundador de la todopoderosa Microsoft, ha adquirido el 6% de la empresa Fomento de Construcciones y Contratas (FCC) a través de su fondo de inversión, con un inversión de 113,5 millones de euros. La noticia parecía la guinda a un buen número de guiños por parte de inversores y bancos de inversiones internacionales hacia la compra de activos financieros españoles.



La entrada de Gates en el capital de FCC ha desatado la euforia alrededor del valor, presidido por Esther Alcocer Koplowitz y que perdió más de mil millones de euros en 2012. Las acciones de la empresa constructora, que actualmente además de construir infraestructuras desarrolla servicios públicos y explota instalaciones de energía, se dispararon al alza tras el anuncio.



El coro de palabras halagüeñas sobre la buena evolución de la financiación de las empresas españolas ha estado liderado por el presidente del Banco Santander, Emilio Botín, quien aseguró que «es un momento fantástico para España» porque «llega dinero de todas partes». Esta entrada de capitales desde el extranjero parece apoyada por la evolución de la bolsa española. El Ibex-35, el índice de referencia de la bolsa española, ronda los 10.000 puntos, su máximo de los dos últimos años.



Estas declaraciones y cifras optimistas chocan con la visión más desesperanzada de los pequeños empresarios. El secretario general de la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA), Sebastián Reyna, respondió con rotundidad a Botín: los bancos "están fallando" si no distribuyen los recursos que puedan estar llegando del exterior.



Del mismo modo, la Organización de Profesionales y Autónomos (OPA) han lanzado quejas acerca de la falta de crédito bancario para sus asociados, ni siquiera a través de los tan cacareados préstamos ICO.



Los fríos datos respaldan las quejas de las pequeñas y medianas empresas. El informe ‘Restaurar la financiación y el crecimiento de las pequeñas y medianas empresas en Europa’, elaborado por Bain & Company y el Instituto Internacional de Finanzas (IIF), demuestra la sequía del crédito bancario a las empresas de menor tamaño.



El estudio concluye que los préstamos bancarios a las pymes españolas se han reducido en un 66% desde que comenzó la crisis y en el informe los propios bancos españoles admiten que, de los últimos 16 trimestres, las entidades bancarias han endurecido las condiciones de crédito en nueve de ellos.



Esta falta de fondos bancarios para respaldar el funcionamiento de las empresas afecta especialmente a las microempresas, aquellas con menos de 10 trabajadores, que representan el 41% de la creación de empleo en España.



La información es clave para prestar más



El informe de Bain & Company y el Instituto Internacional de Finanzas concluye que la mejor forma de que el crédito vuelva a las pymes es a través de una mejor información sobre los estados financieros y comportamientos de pago, que aporte seguridad a los prestatarios.



El documento asegura que las propias entidades financieras han comunicado que estarían preparadas para prestar más con mejor información crediticia, y reclama a las financieras que empiecen a prestar más a las empresas que entreguen más información. En todo caso, el informe avanza que el coste para las propias pymes de proveer esa información será clave para el éxito de la propuesta, por lo que llama a tomar medidas para reducir esos costes.