Las demandas contra Uber

Uber ha trasformado la forma de entender el trasporte en las ciudades pero eso ha hecho tambalearse al gremio de los taxistas que han demandado a la empresa por todo el mundo.

Las demandas contra UberLas demandas contra Uber
  • linkedin
  • google+

Muchas startups que han nacido en los últimos años han dado la vuelta a servicios tradicionales como los taxis, el trasporte de viajeros o el alojamiento en hoteles, utilizando la creatividad para dar a los clientes lo que realmente quieren: transporte y alojamientos más baratos. Por ese motivo, empresas como Uber, Airbnb y Blablacar han tenido un éxito tan rotundo y han logrado cambiar mercados hasta ahora bastante estáticos y tradicionales.

Pero innovar y crear ideas distintas también tiene el inconveniente de hacer frente a aquellas empresas que hasta ahora han monopolizado el mercado en cierta medida y que no se han adaptado a los cambios que se deben producir para cubrir las necesidades de los clientes.

Uber es un servicio de chófer bajo pedido que te permite pedir chóferes privados a través de la aplicación para Android e iPhone. Se utiliza el software de envío para localizar y enviar al chófer más cercano a tu ubicación. El servicio se puede compartir y no es necesario pagar en efectivo.

Pero, lo que diferencia a Uber es que es la empresa de conductores privados más grande del mundo y no es dueña de ningún vehículo, ni tiene en nómina a ningún conductor. La idea es poner en contacto a los que tienen una necesidad y a quienes pueden satisfacerla, y cobrar una cuota por conectarlos.

Esto ha puesto en alerta a los taxistas de muchas ciudades que han visto amenazado su trabajo y se han puesto en pie de guerra con demandas y manifestaciones para protestar contra Uber y su forma de hacerles la competencia.

En noviembre de 2015 los taxistas de Nueva York demandaron a la propia ciudad y a la agencia que regula la concesión de licencias acusando a las autoridades de permitir la proliferación de Uber que ha supuesto la ruina del negocio de los taxis. La demanda se presentó en la corte federal de Manhattan y parte del principio de que los dueños de los taxis de Nueva York sólo tienen la posibilidad de recoger clientes que les paran por la calle, mientras que los conductores de Uber no tienen esa limitación porque utilizan las nuevas tecnologías y mediante una app se conecta a conductores y clientes.

En octubre del año pasado el Tribunal Superior de Londres decidió que la aplicación de servicio de transporte de viajeros Uber no es ilegal. El juez declaró que los taxímetros no operan de la misma forma que la aplicación, ya que no dependen de las señales de GPS ni utilizan la misma tecnología que la aplicación de Uber.

En España la situación no es muy diferente. Después de comenzar en Barcelona ofreciendo servicios de transporte público a cualquier particular con coche, la plataforma de Uber en España fue cerrada de manera cautelar a finales de 2014 lo que ha hecho a Uber replantearse su estrategia en España. Ahora el servicio funcionará como trasporte de conductores profesionales con licencia VTC (vehículo de turismo con conductor). Por lo tanto, Uber sólo ofrecerá la posibilidad de cobrar a otras personas por llevarlas en coche a quien disponga de vehículos con licencia VTC, es decir, con la autorización administrativa que habilita para el trasporte de personas.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.