Un correcto liderazgos es clave para llegar a los objetivos de la empresa

Las cuatro formas de equipo directivo en las corporaciones

Para tener éxito en el entorno ágil y competitivo de la economía actual es necesario que los directivos trabajen coordinados para llegar a las mejores soluciones. Pero no basta con trabajar en equipo. La configuración y la naturaleza del liderazgo deben adaptarse a los objetivos del grupo. ¿Qué tipo de equipo lideras tú?

Las cuatro formas de equipo directivo en las corporacionesAgencia EFE
  • linkedin
  • google+

Un informe de Accenture explica que los consejeros delegados y la alta dirección de las corporaciones son cada vez más consciente de que la agilidad de la organización reside en la capacidad para elegir la mejor configuración de los equipos de dirección para cada situación específica, de forma que el grupo tenga las máximas probabilidades de éxito.

Igual que los distintos tipos de grupos de música clásica deben ser capaces de sacar un buen rendimiento en sus diferentes configuraciones, los equipos directivos deben adaptarse a las distintas exigencias: tomar una decisión rápida y, otras, explorar todas las posibilidades estratégicas.

Para ello, y tras entrevistar a 39 compañías en cinco continentes, los autores del informe han llegado a la conclusión de que existen básicamente cuatro tipos de equipo definidos por distintos tipos de liderazgo:

 

  • Kitchen Cabinets –o ‘grupo de asesores’-. Son un círculo cerrado de confianza donde se toman las decisiones importantes. Pueden ser directivos con despachos contiguos o dispersos por todo el mundo y conectados continuamente por teléfono y videoconferencia. Su fortaleza es la capacidad para reconocer problemas y ejecutar rápidamente, pero tienen problemas para pensar como grupo y pueden tener dificultades por exceso de confianza.
  • Equipos Tigre. Suelen ser expertos y de carácter creativo con una meta común. Se sienten cómodos trabajando en problemas poco estructurados y con la ambigüedad. Tienen problemas con las tareas más repetitivas y rutinarias, y para tomar decisiones rápidas.
  • Advocates –o ‘defensores’-. También llamados ‘equipos de rivales’. Suelen estar integrados por ejecutivos sénior y expertos. Son buenos para generar debate y alcanzar un buen número de soluciones para debates complejos. La complejidad de los debates puede acabar en un ‘torneo de reyes’, una lucha de egos.
  • Operators. Están integrados por personas con responsabilidades relacionadas con la ejecución. Son buenos analizando los problemas en sus áreas de responsabilidad y en tomar decisiones rápidas, pero tienen dificultades para salir de sus paradigmas.

 

Configuración Composición Fortalezas Debilidades

Grupo de asesores

Pequeño círculo de confianza

Toma de decisiones

Pensamiento en grupo

Equipo Tigre Creativos, pensadores divergentes Cómodos con la ambigüedad, capaces de pensar y actuar Velocidad en la ejecución
Advocates 'Equipo de rivales' con directivos y expertos Desentrañar situaciones complicadas Implementación de las medidas decididas
Operators Expertos en procesos de negocio Resolución de problemas Improvisar e innovar