Las constructoras españolas se alejan de Rusia

La poca confianza está entre los motivos principales

Las constructoras españolas se alejan de RusiaLas constructoras españolas se alejan de Rusia
  • linkedin
  • google+

Rusia parece estar fuera de las intenciones inmediatas de las constructoras españolas debido a todas las dificultades de financiación y riesgos políticos que ha sufrido el país.

Hace tan solo dos años compañías como FCC, Sacyr u OHL miraban con interés los planes de inversiones en infraestructuras del país, pero ahora es un mercado en el que no tienen demasiada intención de participar en sus concursos. En algunos casos se ha renunciado a importantes macrocontratos como el que tenía el grupo que preside Manuel Manrique y que quería construir y operar en una autopista valorada en 6.800 millones de euros.

Sacyr resultó adjudicataria junto al contratista ruso DSK avtoban para construir y operar la operación de la Central Ring Road de Moscú, una carretera de 541 kilómetros de longitud. El grupo español ejerció una cláusula por la que podía salirse del proyecto antes de la firma definitiva. Esta decisión se basa en los riesgos vinculados a los costes de financiación, construcción y de cambio de moneda que impidieron a la constructora estrenarse en el mercado ruso.

Los proyectos fallidos en los últimos años tuvieron su impacto en las cuentas de las constructoras, mirando ahora mucho donde acuden a un concurso. Rusia rescindió el proyecto ferroviario Ural Polar 2015 cuatro años después de haber sido adjudicado, una vez que desde Moscú no se aportó la financiación necesaria para el contrato, valorado en 1.442,3 millones.

Este proyecto quería conectar Rusia con la República Checa y era el de mayor tamaño logrado por la familia Villar Mir en el país. La compañía también se adjudicó la construcción en un hotel de Novosibirsk.

FCC tuvo presencia en Rusia, donde entró en 2009 mediante la que por aquel tiempo era su filial, la austriaca Alpine, en un proyecto que consistía en construir una autopista entre Moscú y Minsk (Bielorrusia) presupuestada en 550 millones.

Otros mercados

Las tres constructoras españolas se interesaron por otros proyectos de infraestructuras, en especial carreras que el Gobierno ruso puso en marcha para el refuerzo de las conexiones. Todo esto ha cambiado, ya que los problemas políticos, la crisis económica y la devaluación del rublo, así como la inseguridad jurídica ha hecho que Sacyr, por ejemplo, centre sus esfuerzos en otros mercados como por ejemplo Italia.

En el caso de OHL está focalizada en Irlanda, República Checa y en los países del norte de Europa, caso de Suecia, Dinamarca o Noruega. FCC por su parte, apuesta por el Reino Unido.

.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.