Un informe desgrana los elementos de la cultura empresarial del valle

Las cinco contradicciones detrás del éxito de Silicon Valley

El éxito de Silicon Valley como centro de innovación tecnológica de alcance mundial tiene que ver mucho con la cultura única creada y alimentada por las empresas tecnológicas y que, según un informe de Accenture, está basada en cinco contradicciones aparentes. ¿Quieres aprovechar esas supuestas paradojas para tu propio negocio?

Las cinco contradicciones detrás del éxito de Silicon ValleyEmpleados de Facebook trabajando en la sede de Menlo Park. /Foto: Matt Harnack / Facebook
  • linkedin
  • google+


La consultora ha preguntado a 30 ejecutivos de empresas innovadoras de la zona para sacar conclusiones sobre cómo las empresas de otros lugares del mundo pueden aprovechar la experiencia del valle.



Éstas son las cinco contradicciones aparentes de las empresas tecnológicas de Silicon Valley que Accenture ha encontrado:



  1. Relajados, pero listos para actuar. “Hecho es mejor que perfecto”. El lema que cuelga de la pared de Facebook dirige el carácter de buena parte de los trabajadores de Silicon Valley, que tienen tendencia a la toma de decisiones ágiles. Sin embargo, al mismo tiempo, gozan de la “típica actitud relajada” de California.

  2. Comprometidos pero independientes. Los profesionales de Silicon Valley son conocidos por trabajar muchas horas, dentro y fuera de la oficina, pero igualmente tienen una altísima movilidad laboral, que los asemeja en muchos casos a consultores externos.

  3. Competitivos pero cooperativos. La gente del valle son duros competidores, pero igualmente tienen tendencia a la cooperación y al trabajo en equipo. Además, se suelen integrar en redes para cooperar con profesionales de fuera de la empresa, que son parte de la subcultura de la zona.

  4. Pragmáticos pero optimistas. Los profesionales de Silicon Valley saben que el éxito llega tras muchos fallos. Son parte del proceso, una oportunidad para aprender y crecer. Pese a saber que se equivocarán, son optimistas empedernidos: están seguros de que cualquier problema se soluciona con suficiente trabajo.

  5. Motivado por el dinero pero realizado intelectualmente. A estos empleados les motiva fuertemente la recompensa en forma de remuneración económica, pero dan mucho valor a los desafíos intelectuales para resolver problemas de forma innovadora.


¿Pueden replicarse todas estas claves del éxito en sectores menos tecnológicos? La respuesta de Accenture es que probablemente no se pueda y que tampoco se debería hacer. No tiene mucho sentido trabajar para reducir la lealtad de los empleados a sus empresas, pero las empresas no tecnológicas sí pueden desarrollar determinadas competencias que les permitan atraer y retener talento.



Para ello, sectores más ‘convencionales’ están introduciendo formas de colaboración más abiertas, el desarrollo rápido de productos y el uso de herramientas tecnológicas para convertirse en mejores sitios en los que trabajar.