• linkedin
  • google+

“Hay que poner coto a la morosidad porque es uno de los principales focos de destrucción de empleo. Con la morosidad, tolerancia cero. Por ello, este es el camino que hay que seguir para acabar con la lacra de la morosidad y con que haya Administraciones que se estén financiando a costa de los autónomos por servicios que han prestado pero que no han cobrado. La puesta en marcha de la facturación electrónica, que esperamos que sea en la mayor brevedad posible, beneficiará a los más de 147.000 autónomos proveedores habituales de las Administraciones Públicas”.