Las 6 claves para hacer una buena selección de personal

La selección de trabajadores es uno de los puntos más importantes para el valor de una empresa, porque no es lo mismo trabajar en una empresa ya consolidada, en una multinacional o en una startup.

Las 6 claves para hacer una buena selección de personalLas 6 claves para hacer una buena selección de personal
  • linkedin
  • google+

Cada caso requiere habilidades y aptitudes diferentes, por lo que saber elegir a las personas adecuadas es crucial.

La calidad de las personas que trabajen para una empresa puede ser un factor clave para que se alcancen los objetivos establecidos, por lo que a través del proceso de selección se deben minimizar los errores y evitar el coste que supone contratar a un trabajador que no se adapta a la filosofía de la empresa.

Ayuda de un tercero para la selección.

En el caso en que necesitemos la colaboración de un profesional en la selección de personal, podemos recurrir a empresas dedicadas a ello para que nos ayuden en el proceso. Se trata de empresas que están especializadas en la selección de recursos humanos y se encargan de hacer un filtro inicial, de forma que a la empresa que quiere contratar le envían una selección final de candidatos entre los que debe elegir a quien se adapte mejor a sus necesidades.

En el caso de perfiles muy especializados o de puestos directivos se puede recurrir a reclutadores, que suelen tener carteras de perfiles con un alto grado de especialización.

En estos casos el coste de la contratación será algo más elevado, pero la empresa ahorrará tiempo y llevará a cabo una selección más sencilla.

Publicación de la oferta.

Cuando una empresa tiene una necesidad de contratar a alguien lo primero que debe hacer es dar a conocer esa necesidad, para lo cual, puede acudir a internet y publicar una oferta de empleo en alguna de las plataformas existentes. Es muy importante definir bien el perfil de trabajador que busca y lo que ofrece, para que mediante esa definición se haga una criba inicial de candidatos. También se pueden utilizar las redes sociales para buscar candidatos adecuados como LinkedIn, Facebook o Twitter.

Entrevista.

Una vez hecha una primera selección de candidatos, es hora de conocerles en persona, para lo cual concertaremos una entrevista en la que podremos hacer preguntas abiertas para que el candidato no explique su trayectoria profesional y qué puede aportar a nuestra empresa. Esta primera entrevista, nos permitirá elegir a los últimos candidatos para una segunda entrevista, en las que podemos matizar las condiciones laborales en función de la valía del candidato.

Búsqueda de referencias del candidato.

Una forma de saber quién es nuestro candidato ideal es buscar referencias de este en internet, ver su perfil en las redes sociales, sobre todo en LinkedIn o pedir referencias de empresas anteriores en las que haya trabajado. Una búsqueda de este tipo nos puede dar una idea más aproximada de cada persona.

Pruebas de selección.

Para comprobar si nuestros candidatos poseen las habilidades que necesitamos, podemos hacer pruebas en las que las demuestren, que pueden ser de idiomas, informática etc. En los últimos años se está empezando a valorar más las habilidades que tenga una persona que sus títulos, puesto que al final lo que interesa es que una persona tenga una capacidad para hacer algo no un título.

Periodo de prueba.

Por otro lado, debemos tener en cuenta el periodo de prueba que se establezca en cada tipo de contrato, para ver si efectivamente el candidato que hemos elegido se adapta a lo que necesitamos. Durante ese periodo de tiempo podremos evaluar al candidato en acción, trabajando en la empresa, por lo que nos puede proporcionar una información muy valiosa sobre su adaptación al puesto.

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.