De Abreu es considerado uno de los jóvenes talentos más destacados del mundo

Las 5 señales que te hacen destacar del empresario medio

“Nadie quiere ser un empresario del montón, ¿verdad? La gente quiere que su empresa crezca, que cambie positivamente la vida de las personas, y que además tenga beneficios. Por lo tanto, si estas cinco características te describen, estás en el camino correcto”, escribía Pedro De Abreu, empresario brasileño de 24 años, considerado uno de los jóvenes talentos más destacados del mundo.

Las 5 señales que te hacen destacar del empresario medioLas 5 señales que te hacen destacar del empresario medio
  • linkedin
  • google+


A continuación os dejamos las cinco características de De Abreu
 



1. Rechazas las verdades establecidas



Una de tus características más importantes es que rechazas las verdades establecidas sobre el trabajo, la vida y las relaciones. Por ejemplo, rechazas una de las mayores verdades absolutas que existen: tienes que tener un oficio y un trabajo normal. No te sientes realizado cuando te oprimen con reglas estrictas, imposibilitándote usar tus facultades creativas.



Otra de las verdades que aborreces es la necesidad de tener que gustar a todo el mundo. Estás demasiado ocupado para preocuparte de esas cosas. La tercera verdad de esta serie, sería que no puedes montar tu propio negocio. Tú sabes que aquellos que juegan a lo seguro, y que están acostumbrado a seguir a otros, nunca entenderán como gente extraordinaria fue capaz de tener éxito en su aventura. Sabes que para empezar a ser extraordinario, tienes que rechazar todas las verdades sociales, y empezar a pensar por ti mismo.



Como decía Ralph Waldo Emerson (filósofo y poeta estadounidense): “Ser tú mismo, en un mundo que intenta todo el rato que seas otra cosa, es un gran logro”.



2. Crees que hay algo especial en ti



Sabes que dentro de ti hay algo que te distingue de las masas. Tal vez sea tu capacidad para desarrollar una visión superior, compleja y detallada, o quizá sea tu habilidad para vender excepcionalmente bien, o a lo mejor es tu habilidad de reflexión, que te lleva a hacerte preguntas profundas y claras. Sea lo que sea, sabes que está dentro de ti.
En este sentido, De Abreu explica que cuando llegó a Estados Unidos con 15 años, no sabía una palabra de inglés, pero que había algo en su interior que le hizo seguir adelante.



3. Actúas de forma diferente a los del montón



Más importante que creer que eres diferente, es actuar de manera diferente. Es decir, dejas que tus acciones hablen en nombre de tus creencias. Mientras todo el mundo corre hacia la siguiente gran meta, hacia lo que tu familia espera de ti, tú trabajas en lo tuyo, en tu gran visión o en tu negocio. Tú tienes un raro deseo de crear, de producir tu propio y exclusivo trabajo, además de pasar tu tiempo construyendo un sólido puente, que comunicará tus creaciones con los beneficios.
Desprecias la mentalidad de rebaño y eres crítico con tu trabajo, actuando en consecuencia. Además, sabes que actuando como los demás, no cumplirás con tus objetivos, lo que te genera desprecio.



4. Te rodeas de buenas compañías



Dejaste atrás todo lo negativo, todo lo contraproducente y a toda la gente que intentaba acabar contigo. Has entendido que con frecuencia te encontrarás con gente que te dirá que no puedes conseguir lo que te propusiste, bien sea por envidia, o por un exceso de preocupación. Sabes que aquellos que te quieren intentarán alejarte de tu visión, porque quieren que mantengas tu status quo, y tengas una vida ‘segura’.



Por otro lado, los envidiosos intentarán apartarte de tu visión, y harán todo lo posible para lograrlo, incluyendo abusos psicológicos y verbales. Por esTe motivo, te mantienes rodeado de ganadores. Te rodeas de gente que quiere triunfar. Gente que dice la verdad, que tiene grandes sueños, y lo más importante, que actúan en concordancia con esos sueños.
 



5. Tienes una visión que va más allá de tu estado habitual



Cuando era un emigrante de 15 años que no hablaba inglés, se suponía, que cuando me hiciera mayor, llegaría como mucho a gasolinero. Sin embargo, cree en mi mente una visión lo suficientemente convincente para pensar que podría lograr grandes cosas, actuando en consecuencia. Finalmente, logré estudiar en Harvard y convertirme en empresario.



No importan las circunstancias, tú tienes una hermosa visión de en lo que te puedes convertir. Crees que hay algo especial en ti, y actúas de forma diferente al ciudadano medio, además de rodearte de buenas compañías



Sabes que para ser extraordinario no hace falta tener una vida extraordinaria, llena de riqueza y fama, al contrario, puedes ser extraordinario porque tienes la actitud y la aptitud de visualizarte en una situación futura extarordinaria



Trabajas más duro que nadie, porque tienes una meta que nadie más tiene. Tienes una visión convincente que te propulsa, recorriendo el camino con gusto, positividad y primacía. Y lo más importante, sabes que tu día llegará.