Seis grandes cambios en la economía obligarán a repensar las características de los trabajadores

Las 10 habilidades más importantes para los negocios del futuro

Los cambios sociales, tecnológicos y económicos que están por venir en esta década amenazan con transformar la economía mundial y, con ella, a las empresas. Eso significa que serán imprescindibles trabajadores y directivos con nuevas habilidades y aptitudes hasta ahora impensables en los negocios.

Las 10 habilidades más importantes para los negocios del futuroLas 10 habilidades más importantes para los negocios del futuro
  • linkedin
  • google+


El estudio ‘Future Work Skills 2020’, elaborado por el Institute for the Future para la Universidad de Phoenix, recoge los seis grandes cambios que actuarán de motores de transformación para la economía internacional:
 



  1. Longevidad extrema. La población cada vez vive más tiempo. En 2025, el número de mayores de 60 habrá aumentado un 70% en algunos lugares de Occidente, como los Estados Unidos.
     

  2. Máquinas y sistemas inteligentes. La automatización acabará con los empleos repetitivos y aumentará nuestras capacidades.
     

  3. El mundo de la computación. El aumento masivo en el número de sensores y la capacidad de procesamiento convertirán el mundo prácticamente en un ‘sistema programable’.
     

  4. El nuevo ecosistema de medios. Las nuevas herramientas de comunicación requieren de un dominio de lenguajes más allá de lo textual. La comunicación visual es la nueva ‘lengua vernácula’.
     

  5. Organizaciones superestructuradas. Las tecnologías sociales permiten nuevas formas de organización y trabajar a escalas extremas.
     

  6. El mundo conectado global. La diversidad y la adaptabilidad están en el centro de las operaciones debido al aumento de la influencia de las economías emergentes.


El informe, además, aventura que estos cambios impactarán directamente sobre las empresas y sus directivos que, para 2020, precisarán diez nuevas habilidades:
 



  1. Comprensión profunda. Es la habilidad para determinar el sentido profundo o el significado de los que otros expresan.
     

  2. Inteligencia social. Es la competencia para conectar con otros de una forma directa y profunda, para detectar y estimular las reacciones e interacciones deseadas.
     

  3. Pensamiento adaptativo. Consiste en la pericia para pensar y encontrar soluciones y respuestas más allá de las rutinarias o basadas en reglas.
     

  4. Competencias interculturales. Es la aptitud para operar en diferentes culturas.
     

  5. Pensamiento computacional. Es la capacidad para trasladar vastas cantidades de información a conceptos abstractos y para entender el razonamiento basado en datos.
     

  6. Nueva alfabetización de medios. Habilidad para el análisis crítico y el desarrollo de contenido que utiliza nuevos medios y para apalancar esos medios para una comunicación persuasiva.
     

  7. Trabajador ‘transdisciplinar’. Es el conocimiento y la competencia a la hora de entender conceptos relacionados con múltiples disciplinas.
     

  8. Mentalidad de diseñador. Habilidad para representar y desarrollar tareas y procesos de negocio para conseguir un resultado determinado.
     

  9. Gestión de la carga cognitiva. Se trata de la aptitud para discriminar y filtrar información según su importancia y de entender cómo maximizar las funciones cognitivas (o del pensamiento).
     

  10. Colaboración virtual. Es la destreza para trabajar de forma productiva, aumentar el compromiso y mostrar presencia como miembro de una comunidad virtual.