Con 70 años, deja la dirección de la empresa en manos de Mark Hurd y Safra Katz

Larry Ellison, fundador de Oracle, deja el cargo

El consejero delegado de la multinacional tecnológica especializada en software Oracle, Larry Ellison, anunció que abandona el cargo, después de cumplir en agosto 70 años.

Larry Ellison, fundador de Oracle, deja el cargoLarry Ellison, fundador de Oracle, deja el cargo
  • linkedin
  • google+

Ellison, considerado por la revista Forbes el quinto hombre más rico del mundo con una fortuna personal estimada en 51.300 millones de dólares, abandonará el máximo puesto directivo en la empresa que él cofundó hace más de 35 años, cargo que pasarán a ocupar a partir de ahora Mark Hurd y Safra Katz.

Hurd, que entró en Oracle tras ejercer de consejero delegado para Hewlett Packard, era hasta ahora el presidente del segundo mayor fabricante de software del mundo -Oracle se sitúa sólo por detrás de Microsoft-, mientras que Katz ocupaba el puesto de consejera financiera de la compañía.

Pese a dejar el cargo en manos de dos personas, Oracle evitó en todo momento hablar de "coconsejeros delegados", e indicó en un comunicado que ambos ejercerán de "consejero delegado con distintas funciones".

Larry Ellison es conocido como el 'samurai' de Silicon Valley por su estilo de gestión, muy agresivo con la competencia y por su frase favorita, que se atribuye a Genghis Khan: "No es suficiente que yo tenga éxito. Todos los demás deben fracasar'.

 

Una infancia difícil

Ellison, nacido el 17 de agosto de 1944, es hijo de una madre soltera que le abandonó, por lo que fue adoptado por una familia de Chicago. Los infortunios no terminaron ahí. Cuando estaba estudiando computación en la Universidad de Chicago falleció su madre adoptiva, lo que le llevó a abandonar la carrera.

Igual que Steve Jobs, dejar la carrera no le impidió crear una empresa de gran éxito. Así en 1977 funda Orange, una empresa informática especializada en la gestión de bases de datos que alcanzó el éxito desarrollando sistemas para la CIA y, posteriormente, firmando un gran contrato con el gigante IBM.

 
Su gran fortuna, valorada en unos 51.300 millones de dólares, le ha permitido llevar una vida de aventurero. Pilota aviones, toca la guitarra y tiene dos hijos de cuatro matrimonios. En España es conocido por haber patrocinado el equipo de los Estados Unidos que ganó la America’s Cup celebrada en Valencia en 2010.