El pasado parece volver con más fuerza que nunca

La tecnología y la nostalgia pueden ser compañeras

El pasado parece volver con más fuerza que nunca

La tecnología y la nostalgia pueden ser compañerasLa tecnología y la nostalgia pueden ser compañeras
  • linkedin
  • google+

Los últimos años vivimos una ola de nostalgia alrededor de la tecnología y la electrónica de consumo. Aumentan los ejemplos que nos devuelven a la vida y con un renovado aspecto a productos que pensamos que eran cosa del pasado y que nunca más volverían.

Entre ellos podemos citar a los teléfonos clásicos, tocadiscos que tienen nuevas funciones o las cámaras de fotos que nos traen de nuevo la fotografía instantánea mezclada con las grandes ventajas de la fotografía digital.

Vuelve el mítico Nokia "ladrillo"

Uno de los máximos representantes es la nueva generación del Nokia 3310 que ha triunfado en la MWC 2017 y que está en boca de todo el mundo. Estamos ante un teléfono de características básicas que cuenta con el diseño y funcionalidades del modelo original.

Estas características son el denominador común de todos estos productos que se aprovechan de la nostalgia para volver a estar a nuestro lado. Una mezcla perfecta de diseño clásico y tecnología a la última son la Polaroid Snap y el tocadiscos Wheel.

Volviendo al mítico Nokia 3310, el teléfono ha sido uno de los que ha acaparado el protagonismo. Solo se han necesitado 16 años para que Nokia se aproveche de esta oleada de nostalgia y lance una versión con pantalla a color y el mítico juego “snake”.

Hablamos de un modelo de móvil bastante básico si lo comparamos con los smartphones que llevamos actualmente, pero que tiene un renovado aspecto, una gran autonomía que llega a un mes y un manejo extremadamente sencillo. Esto hará que tenga un amplio nicho en el mercado de usuarios que quieran recuperar la esencia de la telefonía móvil y usarlo simplemente para hablar.

En el caso del tocadiscos, parece que tiene mucha vida y evolución por delante. Solo hay que ver el tocadiscos Wheel de Miniot. Esta conocida firma los fabrica a mano, y no deja de ser una base de madera y aluminio en la cual la aguja se oculta bajo el vinilo y que es capaz de reproducir los discos colgado de una pared o incluso de forma vertical.

Destaca que se puede controlar la reproducción como en un CD, cambiando de canción cuando queramos y pausando la reproducción con solo un clic. Una obra de arte, que a la vez tiene el formato analógico con las ventajas que tiene la tecnología actual.

Por ultimo, volvemos a la fotografía con marcas como Lomograpphy, aunque Polaroid es la que ha confiado en mezclar la tecnología analógica y digital para que estas máquinas de fotos que ya pensábamos un lejano recuerdo, vuelvan a la actualidad.

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.