La Sociedad Limitada Unipersonal (Parte I).

Toda persona que haya decidido arrancar un negocio, se habrá planteado la posibilidad de establecerse como autónomo o constituir una Sociedad Limitada.

La Sociedad Limitada Unipersonal (Parte I).La Sociedad Limitada Unipersonal (Parte I).
  • linkedin
  • google+

Ahora bien, existe una figura podríamos decir híbrida, entre ambas. Nos referimos a la Sociedad Limitada Unipersonal.

Si bien es cierto que, desde el comienzo de la crisis, mucha gente optó por darse de alta en la Seguridad Social en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos, existen otras fórmulas para emprender o de dar forma jurídica a un planteamiento, como hemos apuntado. Aunque resulta como una figura aún un poco desconocida, nos encontramos que se trata de un modelo con variaciones respecto a la Sociedad Limitada al uso, pero que tiene la misma utilidad.

¿Qué es una Sociedad Limitada Unipersonal?

Primero de todo, vamos a definir lo que es una Sociedad Limitada Unipersonal: básicamente se trata de la figura híbrida del Empresario, que no quiere actuar como trabajador por cuenta propia pero tampoco considera necesario constituir una Sociedad Limitada al uso.

Diferencias entre Sociedad Limitada y Sociedad Limitada Unipersonal.

Dicho lo anterior, vamos a profundizar sobre cuáles son las principales diferencias, ya que a este respecto suelen surgir dudas sobre a qué rasgos diferenciadores tiene cada una. Pues bien, ésta última es aquella que únicamente tiene un Socio, el cuál ostenta el cien por cien de las Participaciones Sociales. Debemos tener en cuenta que es independiente que el mencionado Socio Único sea una Persona Física o Jurídica. Por tanto, podemos deducir que es en las Sociedades tradicionales, por denominarlas de alguna forma, en las que el número de Socios es superior a uno.

Podríamos decir que existen dos tipos de Sociedades Unipersonales:

  • Aquellas que son constituidas por un Único Socio quien, como hemos dicho anteriormente, puede ser Persona Física o Jurídica.
  • Aquellas otras que son constituidas por dos o más Socios y que, posteriormente, las participaciones han pasado a ser propiedad de un Único Socio.

Vemos que es el rasgo de la Unipersonalidad el que define a la Sociedad Limitada Unipersonal. Además, este Socio Único será quién ejerza las competencias de la Junta General, debiendo consignar sus decisiones en Acta suscrita por él.

¿Cuáles son los Trámites para constituir una Sociedad Limitada Unipersonal?

En cuanto a la tramitación se refiere, debemos tener presente que si se opta por la figura del Autónomo Persona Física la cantidad de papeleo es menor, puesto que deben hacer solamente lo siguiente:

  • Darse de Alta en Hacienda en el Impuesto sobre Actividades Económicas.
  • Darse de Alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos.

En el supuesto que estamos estudiando, si se opta por la S.L.U., la tramitación será la expuesta a continuación:

  • Solicitar un Certificado de Denominación Social, lo cual se efectúa ante el Registro Mercantil Central. Tiene como objetivo la constatación de que el nombre que se le quiere atribuir al proyecto emprendedor no se ha utilizado ya ni se puede utilizar con posterioridad.
  • Redactar los Estatutos de la Sociedad, esto es, las normas que la van a regir y que deben quedar recogidas en este documento. Entre estas cuestiones por citar algunas, encontramos, el Objeto Social, el Domicilio o las Reglas de Administración.
  • Apertura de una cuenta bancaria a nombre de la Sociedad en Constitución, en la cual se efectúa el depósito del Capital Social, el cual variará en función del tipo de Entidad que se vaya a crear.
  • Pago de tributos: nos referimos al Modelo 600, que debe ser liquidado una vez constituida la Sociedad.
  • Inscripción en el Registro Mercantil.
  • Solicitar el Número de Identificación Fiscal (NIF) en el plazo de treinta días después de que la Sociedad haya quedado legalmente constituida.

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.