Balance 2014 del campo español

La renta agraria cae un 13% y aumenta “el desequilibrio en la cadena”

“Tenemos que acabar con los desequilibrios en la cadena agroalimentaria para que, del campo a la mesa, el valor se reparta de forma equitativa entre productores, industria y distribución", ha subrayado el secretario general de COAG, Miguel Blanco, después de que se conociera que el campo español ha perdido un 13% de su renta agraria en la última década

La renta agraria cae un 13% y aumenta “el desequilibrio en la cadena”La renta agraria cae un 13% y aumenta “el desequilibrio en la cadena”
  • linkedin
  • google+

En concreto, la renta ha pasado de 25.423 millones de euros en 2003 a 22.111 millones de euros en 2014, y esto a pesar de que las exportaciones agroalimentarias se han disparado un 73%, hasta 33.399 millones de euros. Para COAG el problema radica en que los agricultores y ganaderos no están participando del valor añadido de las producciones.

Para intentar acabar con estos desequilibrios se redactó la Ley de mejora del funcionamiento de la cadena alimentaria que entró en vigor este año y que se espera de resultados para 2015, opinan desde esta organización agraria.

En este sentido, desde COAG han pedido al Ministerio de Agricultura que prohíba la venta a pérdidas, además de dar prioridad a los productos de temporada y de proximidad, entre otras medidas.

Por otro lado, para la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) se cierra un "año negro" para el campo español, motivado principalmente por el veto ruso y los abusos de la distribución.

Recordemos que tras el derribo de un avión malasio sobre Ucrania y atribuido a los rebeldes prorusos, que habrían utilizado armamento facilitado por Rusia, la Unión Europea impuso severas sanciones al Gobierno de Moscú, que contestó con la prohibición de importar productos alimenticios, agrícolas y ganaderos procedentes de la UE.

En cuanto a la distribución, UPA afirma que el desequilibrio existente entre productores, industria y distribución es el culpable de la caída de los precios, así como del aumento de los costes de producción en el sector.