La renovación de pagarés desde el punto de vista de la empresa emisora y del benificiario

Consejos sobre la renovación de pagarés

La renovación de pagarés consiste en que la empresa que los emite solicita a su proveedor/cliente la posibilidad de renovarlos con una fecha posterior, ya que no puede hacer frente al mismo en la fecha del vencimiento. Esta renovación no viene recogida en la Ley Cambiaria.

¿Renovar o no los pagarés?Consejos sobre la renovación de pagarés
  • linkedin
  • google+

Si una empresa quiere renovar pagarés es muy aconsejable que le solicite a su proveedor/cliente el cambio de los antiguos por los nuevos, dado que si no se hiciera, llegado el día del vencimiento de los antiguos, éstos se podrían ejecutar en el juzgado mediante juicio cambiario.

En cuanto si es aconsejable renovar pagarés, habría que hablar desde el punto de vista de la empresa que los emite y del beneficiario de los mismos:

Desde la empresa que los emite: para las empresas renovar un pagaré es beneficioso porque es retrasar el pago al que están obligados a una fecha posterior.

Desde el beneficiario de los mismos: no es muy aconsejable renovarlos, ya que si el obligado al pago renueva pagarés es debido a que no los puede atender a la fecha del vencimiento por problemas de liquidez y quiere prolongar ese pago a una fecha posterior.

Por tanto, en los tiempos que corren no es beneficioso la renovación, en el sentido de que en la fecha posterior, la empresa puede seguir con problemas de liquidez que tenían al principio o encontrarse en una situación peor.

Si no se pudiera atender el pago de los pagarés en el nuevo vencimiento, el beneficiario habrá dejado transcurrir un “precioso” tiempo para ejercitar las acciones legales contra el obligado al pago, pudiéndose encontrar que cuando quiere ejercitarlas la empresa ha concursado, quedando disminuidas las opciones de recobro.