Alemania y Francia vuelven a ser los principales destinos

La percepción positiva de las empresas eleva la actividad exportadora

La percepción más optimista de las empresas en el último trimestre de 2014 y la mejora de las expectativas a corto y medio plazo, han sido aspectos fundamentales para que la actividad exportadora aumente más de diez puntos, indica el Indicador Sintético de Actividad Exportadora (ISAE).

La percepción positiva de las empresas eleva la actividad exportadoraImagen: Ministerio de Economía
  • linkedin
  • google+

Según el indicador, la evolución de la demanda externa continua siendo el factor que mayor proporción de entrevistados considera que está teniendo una incidencia positiva en la actividad exportadora (40,5%), al tiempo que aluden a que la incidencia negativa es la competencia internacional de precios, señalan desde el Ministerio de Economía y Competitividad.

El ISAE situó el cuarto trimestre del año en 18,2 puntos, frente a los 7,6 del trimestre anterior.

Otros factores que se analizan en los últimos meses del año y que repercuten en la actividad exportadora y la internacionalización de los productos son los precios de exportación y los márgenes de beneficio, informa Europa Press. En los dos casos, continúa reforzándose la percepción de que se han mantenido estables, con mínimos cambios en su evolución.

Contratación de personal

El 90,8 por ciento de los entrevistados por el ISAE considera que ha habido una evolución al alza en las contrataciones de trabajadores para la realización de actividades relacionadas con la exportación, aunque en algunos casos se ha mantenido estable.

Destinos

Las previsiones para 2015 determinan que los principales destinos de las exportaciones volverán a ser Alemania (39,0%) y Francia (36,2%).

Las empresas exportadoras se muestran más optimistas en cuanto a la evolución de la actividad durante el próximo trimestre para todas las áreas de destino, excepto América del Norte y América Latina.

Por último, el indicador muestra que el comportamiento de la cartera de pedidos en el cuarto trimestre de 2014 mejoró en todos los destinos, así como las ventas a tres y doce meses, aunque todavía mantuvo un signo negativo para los países europeos, incluidos en la UE-28.