Tienen abiertos seis locales y ya tantean una posible internacionalización

‘La Mordida’, los restaurantes mexicanos de Joaquín Sabina y Julio Sánchez

Los años noventa en la ciudad de Madrid comenzaba a despertar la ‘curiosidad’ hostelera con la apertura del primer local de comida mejicana conocido como 'La Mordida', que presentaba un logotipo en forma de boca masticando un chile picante. ¿Quiénes fueron los responsables de ello? El poeta de las letras ‘con sentido’, Joaquín Sabina, y su gran amigo Julio Sánchez. Vamos a conocerlo. 

‘La Mordida’, los restaurantes mexicanos de Joaquín Sabina y Julio Sánchez‘La Mordida’, los restaurantes mexicanos de Joaquín Sabina y Julio Sánchez
  • linkedin
  • google+


¿Qué es La Mordida?



Es una cadena de restaurantes de comida tradicional mejicana con un ambiente muy foto_julio_3.jpgdesenfadado, divertido y colorista.



¿En qué año se funda el primer restaurante?



El primer local lo fundamos mi socio, Joaquín Sabina y yo en 1995.



¿Cuánto tuvisteis que invertir en ese primer local?



Empezamos primero con un restaurante español que no era de comida mejicana y creo recordar que invertimos unos 20 millones de pesetas.



¿Por qué escogéis la idea de enfocarlo a la comida mejicana?



Nos parecía una gastronomía muy atractiva, y también estuvo un poco unido a nuestras amistades. Teníamos muchos amigos hosteleros mejicanos y nos asociamos con ellos.



Me causa curiosidad el nombre de ‘La Mordida’, ¿a quién se le ocurrió?



Cuando Joaquín Sabina y yo decidimos abrir el primer restaurante no sabíamos qué nombre ponerle e hicimos una tormenta de ideas entre los que estaban varios músicos de Joaquín. Hicimos una lista muy larga de nombres pero elegimos un nombre que dijo el batería de Joaquín Sabina y nos pareció un gran hallazgo, porque junto con el logotipo que apareció después, la boca que mordía un chile, era muy impactante visualmente. También en Méjico, La Mordida, es dar un bocado a la comida y nos pareció muy descriptivo y sensual. 



logo_np_la_mordida_3.jpg¿Cuánto ha crecido La Mordida en estos casi 20 años?



El primer local que abrimos está situado en la calle Belén de Madrid, tres o cuatro años después abrimos el de la calle de las Fuentes, después el de la calle Segovia y los últimos han sido el de El Retiro y el de la calle Princesa. Y hace unos meses, abrimos nuestro primer local franquiciado en la Avenida Brasil, todos ellos en Madrid.



¿Cómo caló ese nuevo concepto de La Mordida en el público madrileño?



Cuando nosotros empezamos hace 20 años, en Madrid había muy pocos restaurantes de comida mejicana y fue un éxito rotundo desde el primer día que abrimos. A lo largo de estos años hemos continuado con un gran éxito pero se ha ido saturando el mercado.



¿Qué tienen en común Julio Sánchez y Joaquín Sabina para emprender juntos?



En aquellos años éramos muy amigos y La Mordida fue una consecuencia más de nuestra amistad. Al principio dirigí yo un restaurante español y fue él quien se unió a mi proyecto y después, cuando decidimos darle el cambio hacia la restauración mejicana, fui yo quien empezó a ‘tirar del carro’ y él me siguió.



         _msm1516_3.jpg



¿Tenéis pensado abrir nuevos restaurantes?



En mayo de este año se planteó una expansión con el modelo de franquicias en el mercado nacional y también hay tanteadas algunas aperturas internacionales. Nos hemos preparado para ello y estamos propiciando el que eso suceda.



¿A qué tipo de clientes se dirigen esta cadena de restaurantes?



Es muy diverso, pero sería una clientela desde los 18 hasta los 50 años, aunque es muy amplio el abanico que estamos cubriendo. Al tener tantas posibilidades en la carta, los clientes son muy variados.



Dentro de la gran variedad que ofrece La Mordida, ¿cuál es el plato estrella? nachos_con_guacamole_detalle_3.jpg



Tenemos varios platos de éxito, uno seria los tacos al pastor, la cochinita pibil y los nachos con guacamole.



¿Por qué os considerarías diferentes en el mercado?



Yo creo que hemos traído un modelo de cantina moderna o actual que cuando empezamos no se conocía mucho en nuestro país. Nuestras características son los colores, el ambiente, la música, el buen servicio y nuestra carta.



Claves del éxito de La Mordida



Las claves del éxito de La Mordida residen en la relación calidad precio, además de en la decoración. Toda la decoración de los restaurantes de La Mordida está hecha por artistas latinos pintores que decoran desde los lienzos en paredes hasta las mesas, sillas etc. Todo ello son obras originales que nos diferencian en el mercado.