La inteligencia emocional es clave para un emprendedor

Desde que Daniel Goleman publicó su libro “Inteligencia emocional” este término se ha difundido en muchos ámbitos y ha supuesto un cambio en muchos aspectos de las empresas y de los emprendedores.

La inteligencia emocional es clave para un emprendedorLa inteligencia emocional es clave para un emprendedor
  • linkedin
  • google+

La inteligencia emocional se puede definir como la capacidad de entender y gestionar nuestras emociones y comprender las emociones de otras personas. Esta habilidad va a suponer que aprendamos a motivarnos y a utilizar las emociones a nuestro favor para vencer el miedo que a veces nos invade a los emprendedores.

El emprendedor y la práctica de la inteligencia emocional

Todo emprendedor se enfrenta a un reto muy importante: llevar adelante su proyecto y hacerlo funcionar. Esto va a suponer que se encuentre en el camino con muchas dificultades que podrá superar con el uso adecuado de la inteligencia emocional. A continuación, te proponemos algunas habilidades que podrás aprender y situaciones en las que tendrás que utilizar tu inteligencia emocional como emprendedor:

Mantén la distancia con las personas tóxicas

Hay algunas personas que con sus críticas nos desmotivan y nos influyen de forma negativa. Es preciso crear una distancia con esas personas y tratar de gestionar las emociones que nos producen las críticas negativas, para mantener alta nuestra motivación.

Aprende a gestionar el miedo

Emprender da miedo. Los emprendedores tenemos miedo a fracasar, a no conseguir clientes, a no generar ingresos. Ese miedo no lo podemos evitar, pero podemos gestionarlo para que no nos paralice.

Muchos emprendedores han fracasado y han tenido éxito a lo largo de su carrera en numerosas ocasiones, pero la confianza que han tenido en sí mismos les ha hecho superar todas las situaciones de fracaso y aprender.

Conócete

El primer paso para gestionar nuestras emociones es conocerse a uno mismo, saber qué emociones nos provoca cada situación y reconocer las emociones negativas para gestionarlas y afrontarlas.

Aprende a detectar qué sientes cuando algo te molesta, cuando alguien te ofende, cuando tienes que asumir un riesgo. Ese conocimiento te enseñará como eres.

Escucha activamente a los demás

La inteligencia emocional no solo significa conocernos a nosotros mismos y gestionar nuestras emociones, sino también conocer las emociones de los demás. Para ello es fundamental escuchar de forma activa a las personas con las que nos relacionamos en el trabajo.

Escuchar activamente significa entender lo que nos dicen, prestar atención, hacer preguntas, fijarnos en los gestos, es decir, mostrar interés por las otras personas y por sus emociones.

Empieza por organizarte

En ocasiones la falta de planificación o de organización nos produce estrés, enfado o nerviosismo. En estos casos es necesario pararse un momento, fijar objetivos y establecer las tareas necesarias para alcanzar esos objetivos y delegar las tareas que se puedan delegar.

La comunicación como base

La inteligencia emocional es básica en la comunicación porque la forma de expresarnos puede transmitir seguridad o inseguridad, miedo o confianza. Un emprendedor es preciso que aprenda a comunicar puesto que deberá hablar con clientes, proveedores, colaboradores, empleados y en todos los casos sus mensajes deben ser claros y adecuados para transmitir la emoción adecuada.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.