La importancia del entorno de trabajo

A la hora de trabajar no sólo es importante tener en cuenta la tarea en si o la fechas de entrega, pues hay otros flecos por solventar para poder rendir al máximo, y uno de ellos, que además es de los mas importantes, es el entorno de trabajo.

Importancia del entorno de trabajoLa importancia del entorno de trabajo
  • linkedin
  • google+

¿Nunca os ha pasado que no os podáis concentrar en una determinada oficina y que hayáis tenido que ir a trabajar a la otra punta o directamente a un parque o una cafetería?¿Trabajáis desde casa y os sentís muy a gusto, pero en cambio siempre hay algo que os distrae? Pues vamos a ver hoy cuál es la importancia de contar con un entorno de trabajo adecuado.

La importancia del entorno de trabajo

Primero de todo tenéis que tener en cuenta que uno de los principales motivos por los que baja el rendimiento en el puesto de trabajo son las distracciones. De ahí que no sea bueno tener a mano el móvil si no es estrictamente necesario; y quien dice el móvil dice una tablet o cualquier dispositivo electrónico que os pueda desconcentrar. Debéis dejar la electrónica lejos. Por ejemplo hay mucha gente que se acostumbra a trabajar mientras tiene la televisión o la radio encendidas, pero qué queréis que os diga, en mi caso es algo que no soporto, pues siempre me acabo embobando con lo que diga la locutora de turno (que le pregunten a los de Radio 3...).

Por otra parte, y como no podía ser de otra manera, las instalaciones que tengáis se tornan vitales. Y con ello no me refiero a que debáis tener una oficina propia de una portada de Forbes, sino más bien una silla cómoda que no os vaya a dejar el trasero como la mesa de la cocina, unos reposabrazos para que éstos no se cansen, y una mesa con una altura acorde a vuestra talla. Sí, se que parece algo básico, pero en mi caso, cuando comencé a trabajar como freelance desde casa, solía ponerme en cualquier lado: en la cama, en el sofá, etc.; pero al final descubrí que el rendimiento no era el mismo, pues o acababas abobado por las distracciones o te quedabas dormido. Al cabo de no mucho tuve que adecuar una habitación de la casa como oficina, sin TV ni nada que pudiera distraerme, y creedme, notaréis la diferencia. Tened en cuenta este punto, pues será vital y lo notaréis, ya veréis.

Por otra parte, si trabajáis desde casa, procurad no hacerlo con niños pequeños al lado o mascotas. ¿Por qué? Pues porque os distraerán como no os lo podéis imaginar, y con lo que inicialmente teníais que haber tardado una hora acabaréis dedicándole dos; y claro, a ver quién es el listo que después le pasa al cliente la factura cobrando un “extra por distracción”.

Más allá de los niños o las mascotas también es importante que escojáis un lugar de trabajo donde no haya excesivos ruidos que os puedan distraer, así que si vivís en un primer piso en una zona comercial o con mucho ambiente quizá deberíais plantearos la posibilidad de trabajar desde una biblioteca. Ésto no lo he puesto en práctica laboralmente, pero sí en mi época de estudiante, y la verdad es que la mejoría es notable.

También es importante que cada tiempo podáis desconectar del trabajo que estéis haciendo, pues al cabo de un rato puede darse la situación de que acabéis saturandoos. En este caso, e independientemente de que trabajéis desde casa o lo hagáis en una oficina, necesitaréis una zona donde os podáis relajar y desconectar; bien sea hablando con otras personas, echando una corta siesta, dando un paseo, haciendo algo de ejercicio o viendo la tele (sólo para desconectar cada x tiempo, como os comentaba no la tengáis en la oficina o lugar de trabajo). Y si tenéis un jefe que no os deja moveros deberíais plantearos si de verdad queréis acabar saturados al final del día o cambiar de rumbo. No es gracioso que una jornada de ocho horas se convierta en un calvario por no poder descansar un poco.

Si trabajáis desde un ordenador procurad no tener todo el rato abiertas las pantallas de Facebook, Twitter y en general cualquier aplicación de este tipo que os pueda hacer desconectar hasta perder el hilo de lo que estabais haciendo (a no ser que seáis community managers o algo por el estilo). ¡Facebook puede llegar a ser muy adictivo!

De igual manera la luz de la que dispongáis es muy importante, pues si contáis una amarillenta os dará sueño; y ello, tras una jornada larga, os hará reducir el rendimiento hasta caer fritos. Lo ideal en este asunto sería que tratarais de tener una luz blanca que imitase a la diurna; o ya puestos directamente natural.¿Tenéis terraza, balcón, jardín o algún lugar donde podáis estar al aire libre tranquilamente? Os lo recomiendo, pues por razones que sólo el de arriba conoce se trata de uno de los mejores lugares para trabajar sin molestias.

Y para dar punto final a este compendio de “consejos de la abuela” querría deciros que tengáis mucho cuidado con la temperatura a la que estéis trabajando, pues si ésta es elevada podrá hacer que os entre el sueño. Y como comprenderéis, con sueño, la cosa se pone dispar. Un toque de frescura os vendrá bien, como si tenéis que poneros un jersey y colocar una taza de ColaCao caliente al lado.

En definitiva, para poder tener el lugar de trabajo ideal, tendréis que procurar tener pocas distracciones, una silla y mesa cómodas pero sin serlo excesivamente, un ambiente fresco y poco ruido. A partir de ahí cada uno de vosotros tendrá sus propias manías y soluciones, claro está; ¿por qué no las contáis en los comentarios?

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.