La historia de Rolls Royce, lujo y éxito

La historia de una de las marcas más legendarias de la automoción

La historia de Rolls Royce, lujo y éxitoLa historia de Rolls Royce, lujo y éxito
  • linkedin
  • google+

Rolls-Royce es sin lugar a dudas una marca que desde hace muchos años representa el lujo máximo en el automóvil.

La historia de esta firma legendario del automóvil nace en 1904 donde Frederick Henry Royce construye su primer coche, un Royce. Esto se produjo antes de que Royce conociese ese mismo año a Charles Stewart Rolls. En ese momento es cuando se asociaron fundando la compañía Rolls-Royce, momento a partir del cual todos los coches comercializados por Royce pasaron a comerciarse con esa denominación.

En 1908 los socios se fueron a otra ciudad donde sin lugar a dudas harían historia Derby. La fama de la empresa fue creciendo mediante el modelo Silver Ghost que se vendió entre 1906 y 1925. Otro momento de gran importancia fue cuando la empresa en 1931 compra Bentley, trasladándose a Crewe en 1946 y a Mulliner Park Ward en Londrés, donde en 1959 se dedicó a ser fabricante de carrocerías, cuando antes solo se dedicaba a construir los chasis y dejando el tema de las carrocerías a especialistas carroceros.

A principios de los 70, intentaron realizar un producto que aumentó su coste más de lo esperado y al no conseguirlo, al gobierno no le quedó más remedio que nacionalizar la compañía al no tener capacidad para afrontar los créditos que habían pedido.

Fruto de esta nacionalización nacieron Rolls-Royce Motors, los cual se separó en 1973 y que abarcaba el campo de los automóviles y por otro lado Rolls-Royce plc, empresa que fue pública hasta 1987 y que se dedicaba al diseño de motores de marina y aviación.

BMW nuevo dueño

EN 1998 BMW, la cual ya se encargaba de suministrar los motores y demás componentes para Rolls-Royce y Bentley tomó el control de esta legendaria marca del Reino Unido. La marca además también fue objeto de puja por el grupo Volkswagen y que pujó más fuertes, incluso comprando los derechos sobre su figura “Espíritu del Éxtasis” y el característico diseño del radiador, pero Rolls-Royce PLC vendió a BMW las patentas donde se encontraba la licencia del nombre y logotipo de la marca.

Al final Volkswagen y BMW alcanzaron un acuerdo por el cual solo BMW era el que podía usar la marca Rolls Royce y Volkswagen la marca Bentley. Después de 72 años juntas las dos marcas separaron sus caminos.

El primer modelo en manos alemanas fue el Silver Seraph, primero modelo de la marca enteramente nuevo desde que se lanzara el Silver Shadow tres décadas atrás. Este coche tenía un modelo BMW V12 de 5,4 litros.

La marca a principios de los años noventa estuvo cerca de desaparecer después de la caída en picado de los ingresos, que llegaron a bajar en ventas más del 50%, actualmente ha vuelto a recuperar el esplendor que disfruté en el pasado.

En su planta de Goodwood salen cuatro variantes del Phantom, dos del Ghost y el ultimo coupe de la familia, el Wraith.

Con el paso de los años, la idea original de Rolls-Royce sigue siendo la misma entre los consumidores, ya que automóviles de gran exclusividad y elegancia que en ocasiones se asemejan a una obra de arte sobre ruedas.

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.