La forma de afrontar los lunes

Por lo general, salvo que trabajemos el fin de semana, cuando llega el viernes estamos contentos ante la perspectiva del fin de semana y del tiempo de ocio del que vamos a disfrutar, pero el domingo por la tarde ya empieza el estrés del lunes, una reunión importante que afrontar, informes que terminar, un viaje de trabajo… Los lunes no son el mejor día de la semana, pero podemos afrontarlo de forma positiva.

La forma de afrontar los lunesLa forma de afrontar los lunes
  • linkedin
  • google+

Es importante cortar de raíz la sensación negativa que producen los lunes y cambiarla por una actitud positiva. Es evidente que es complicado levantarse temprano y hacer frente a una semana de rutina tras dos días de descanso, pero podemos suavizar el efecto del bajón. A continuación, te damos algunas claves para superar ese lunes:

Planifica la semana el viernes

Una de las mejores técnicas para no tener el agobio de los lunes y saber qué es lo que tenemos que hacer, es planificar la semana. El viernes anterior, podemos hacer un listado con las tareas que tenemos que hacer la semana siguiente y distribuirlas cada día a una hora concreta para saber qué es lo que vamos a hacer en cada momento. Quedarán huecos que podremos utilizar para atender imprevistos o urgencias.

Acuéstate temprano el domingo y madruga el lunes

Descansar y dormir bien es esencial para afrontar la semana con energía. Acuéstate temprano el domingo, apaga el móvil, la televisión y el ordenador y relájate. Y el lunes madruga para evitar comenzar con el estrés de llegar tarde. Si madrugas podrás tomarte tu tiempo para hacer las cosas con tranquilidad y no ir corriendo a todas partes.

Organiza tu espacio de trabajo

Por lo general, tenemos nuestra mesa llena de papeles, carpetas, bolígrafos y un montón de documentación de diverso tipo. Tómate tu tiempo los viernes y ordena todo, haz un esfuerzo y pon en orden tu espacio de trabajo, el lunes agradecerás ver todo en su sitio, ordenado y clasificado.

Prioriza las tareas

Cuando planifiques la semana tendrás que priorizar unas tareas sobre otras, piensa en lo que es importante, lo que te hace ganar dinero. Esa es la tarea que tendrás que priorizar. Si hay algo que temes hacer o que no te gusta (hablar con un cliente enfadado, negociar un contrato etc.) hazlo lo primero, así tendrás todo el día para estar tranquilo y ocuparte del resto de tareas.

Escucha la música que te gusta

Mientras trabajas puedes escuchar las canciones que más te gustan. Una sola canción puede cambiar tu estado de ánimo. Ponte los auriculares si trabajas con más gente y no quieres molestar a tus compañeros, y disfruta de la música. Te aportará paz y buen humor.

Recuerda tus metas y tus sueños

Una de las cosas más motivadoras para todos nosotros es tener sueños y metas que cumplir. Es esencial no dejar de soñar, de recordar lo que deseábamos cuando éramos niños. Piensa en lo que te hace ilusión hacer y recorta fotos que lo representen para ponerlas en un lugar visible y recordar cada día cuál es tu sueño.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.