Los fondos de inversión se imponen en el fútbol

La FIFA estudia regular la actividad de los fondos de inversión en el fútbol

En una coyuntura económica difícil, en la que los equipos de fútbol ya no tienen el dinero de antaño para fichajes, otra manera de reforzar las plantillas se está imponiendo entre los clubes europeos: los fondos de inversión.

La FIFA estudia regular la actividad de los fondos de inversión en el fútbolLa FIFA estudia regular la actividad de los fondos de inversión en el fútbol
  • linkedin
  • google+


Esta manera de fichar, ya tan extendida, ha merecido la atención de la FIFA, que lleva tiempo debatiendo sobre el asunto de la propiedad de los derechos económicos de jugadores por parte de terceros, hasta llegar al punto de mostrarse partidaria de regular la actividad de los fondos de inversión en el fútbol.



Cómo operan estos fondos se puede entender leyendo un didáctico artículo de Marca, en el que se explican cómo los inversores obtienen rentabilidad sobre el capital invertido.



Principalmente, estas sociedades compran los derechos de los jugadores para luego traspasarlos por un precio mayor al de la compra. Los clubes se ven favorecidos en la medida que muchos de estos futbolistas llegan cedidos, y por los que se paga poco o nada, pero siempre con la intención final de que se revaloricen, y sean vendidos.



Algunos de los fondos más representativos en la actualidad son los gestionados por Jorge Mendes, uno de los promotores de Quality Sports II Investments LP, sociedad que dice asegurar una rentabilidad del 10% anual a partir de una inversión mínima de un millón de euros.



Otro nombre de moda es el de Peter Lim, reciente comprador del Valencia C.F. y dueño de los derechos de varios futbolistas como Rodrigo y André Gomes del Benefica, que precisamente podrían jugar en el Valencia la próxima temporada.



Para el jurista Luis Cazorla, colaborador de la web iusport.com, “esta regulación debería proporcionar seguridad jurídica, transparencia y claridad, de modo que con ello se eliminen los abusos que en la actualidad se producen, pero no se cierre una alternativa de financiación para los clubes muy válida”.