Antes de la crisis podían sobrevivir todo el año con los préstamos concedidos

La falta de crédito impide a miles de autónomos cotizar tras el verano

Todos los meses de agosto desde hace ya 11 años se produce una ‘fuga de autónomos’en  la Seguridad Social debido principalmente a fin de la época estival, periodo en que baja la actividad y el autónomo no tiene capacidad para seguir cotizando por la falta de crédito, señala a infocif Sebastián Reyna, secretario general de UPTA España. 

Los autónomos creen que con crédito no tendrían que darse de baja en agosto la falta de crédito les obliga. Foto: Europa Press
  • linkedin
  • google+

La historia se repite y, un año más, un elevado número de profesionales que trabajan por cuenta propia se han dado de baja en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA), hasta llegar a 9.566 en agosto de 2014, de los 3.109.866 trabajadores afiliados.

A estos se suman, los asalariados que trabajan para los autónomos, quienes se convierten en desempleados cuando finalizan sus contratos a principios de septiembre, lo que produce el desempleo tan alto.

El fin de la época veraniega, las bajas de los autónomos y los fines de contrato de sus trabajadores asalariados, constituyen las razones por las que cada año y en la misma época, se produzca un incremento de los índices de desempleo en España, informa Sebastián Reyna.

Tercer trimestre

Durante los meses de agosto, septiembre y octubre, explica el responsable de UPTA, los autónomos se dan de baja del RETA por dos factores principales:

1-La actividad baja ‘en picado’  y no desean tener que pagar el mes de septiembre, por lo que se dan de baja en agosto.

2-Además, finalizada la actividad que desarrollaban hasta el momento y al no saber cuál será su siguiente ocupación, no pueden sufragar los gastos de la Seguridad Social, al no estar recibiendo ningún ingreso.

Sectores

La hostelería y el comercio son los sectores que tienen más vinculación con el verano y, por tanto, donde más trabajadores por cuenta propia cursan la baja como autónomo. En el mes de octubre, dado el inicio del curso escolar, surgen empleos vinculados con la educación.

Recortes en educación

Pero este año, Sebastián Reyna anuncia su preocupación, respecto a que se produzca un ‘repunte‘ como otros años, debido a los recortes en educación efectuados por el Gobierno.

Esta actuación, “podría ser la causante de que empresas que desarrollan su actividad en este sector como academias, centros de estudios, así como de refuerzo en el estudio, limiten las contrataciones de autónomos al recibir del Estado menor volumen de dinero y por la incertidumbre existente”, recuerda.

Alternativas

El director general de la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos considera que habría algunas alternativas para que los trabajadores por cuenta propia “pudieran estar cotizado todo el año bajo el RETA”:  
 

  • Si se produjera un cambio del modelo productivo, es decir, que se crearan otras actividades que pudieran ofrecer trabajo a todo este colectivo en los meses que no corresponden al periodo estival.
     
  • Dentro del sector del turismo, diversificar el modelo turístico con actividades durante todo el año, fomentando en los meses no correspondientes al periodo ‘veraniego’, trabajos relacionados con la cultura y el medioambiente, senderismo o turismo de interior.

¿Cómo hacer para que no se den de baja?

Antes de la crisis económica que estamos viviendo, recuerda Sebastián Reyna, los autónomos podían obtener líneas de crédito de entre 18.000 y 20.000 euros, que son las cantidades que necesitaría un autónomo para sobrevivir todo el año y superar y compensar los periodos de baja actividad.

El problema actual, insiste el responsable de UPTA, es que en la actualidad los bancos “tienen el grifo cerrado” y no conceden créditos, y si lo hacen, “exigen desorbitadas garantías” que el autónomo no puede proporcionar.

Una opción a los bancos y a la que se han acogido durante 2013 unos 200.000 autónomos son los créditos ICO, en los cuales no se piden tantas garantías, al ser más flexibles.

Respuesta del Gobierno

Los representantes de los autónomos españoles han acudido al gobierno de España para plantearles este problema y, aunque son recibidos, no obtienen medidas para solventarlos. “Nos escuchan, pero nos dicen que no depende de ellos sino de la banca, la cual se irá recuperando y dando crédito de forma progresiva”.