La nueva regulación de Basilea III impone un menor consumo de capital a los bancos cuando financien a pymes

La falta de crédito bancario obliga a cambiar la definición legal de pyme

Las dificultades para que el crédito bancario fluya hacia las empresas obligará al Gobierno a modificar la definición de pequeña y mediana empresa. El Ejecutivo prevé aprobar una norma que ampliará la definición de pyme para aumentar el número de sociedades que pueden entrar dentro de esa categoría.

La falta de crédito bancario obliga a cambiar la definición legal de pymeLa falta de crédito bancario obliga a cambiar la definición legal de pyme
  • linkedin
  • google+

La causa es, una vez más, la falta de crédito bancario. En una entrevista concedida a Efe, el ministro de Economía, Luis de Guindos,  explica que la base de esta decisión está en la regulación bancaria conocida como Basilea III, que recoge que los préstamos a las pymes consuman menos capital que la financiación a las grandes empresas.

Con este cambio normativo, el Gobierno espera luchar contra uno de los problemas más acuciantes para las empresas españolas, que es la falta de financiación bancaria y que está haciendo que alternativas no bancarias como el descuento de pagarés ganen peso dentro del ‘mix’ de financiación de las empresas españolas.

En la actualidad, se considera una pequeña empresa aquélla que tiene entre 10 y 50 trabajadores y como mediana a la empresa de menos de 250 trabajadores, aunque también se ponderan elementos como el volumen de facturación y el tamaño del balance.