La tradición de esta empresa proviene del pastoreo de principios del siglo XX

Quesos Chillón, casi 100 años conjugando tradición e innovación

Tradición e innovación se unen para dar paso a una empresa completamente consolidada en el sector del queso: Quesos Chillón . Una compañía dirigida por la cuarta generación y con Roberto y Gustavo Chillón al frente del negocio.   

Quesos Chillón, casi 100 años conjugando tradición e innovaciónProductos comercializados por Quesos Chillón
  • linkedin
  • google+

Desde que se fundase en 1920, ya han pasado más de noventa años dedicándose a la fabricación y al cuidado de todo tipo de quesos y sus variedades. Su fundador, Valentín Chillón, era un pastor que invirtió mucho tiempo y dedicación en le negocio, haciendo uso de sus ovejas como moneda de intercambio.

Actualmente, Gustavo Chillón y su hermano Roberto son los encargados de dirigir el negocio familiar. En 1999 abren una nueva fábrica de quesos con nuevas ideas y ganas de innovar, lo que les ha llevado a ser “una de las mayores fábricas artesanas que hay a nivel nacional” asegura Gustavo, quien combina a la perfección tradición con modernidad.

En esa nueva apertura reinvirtieron unos 2 millones de euros, y cientos de horas, ya que según asegura Gustavo, si el día tiene 24 horas, ellos le dedicaban 26. Y como la dedicación y el tiempo siempre se ven recompensados, en la actualidad ya facturan 2.000.000€ al año.

La exportación es algo que dominan al estar ya presentes en países como Estados Unidos, Alemania, Bélgica, Francia y Colombia, mercado en el que se introdujeron el año pasado.

Muestra de la modernidad de esta empresa es su cuidada y completa web, desde donde se han abierto una ventana al mundo, porque "el futuro es vender por internet", comenta Gustavo.También es reseñable su trabajo en las redes sociales, principalmente Facebook y Twitter que mantienen continuamente actualizadas. 

También disponen de tienda física, donde realizan catas y degustaciones como colofón a las visitas guiadas a sus instalaciones, de las que nadie se puede marchar sin probar las nueve variedades de queso de oveja de leche cruda.

El producto que mayor demanda recibe es el queso viejo tradicional, aunque viene pisando fuerte el queso con miel, invento patentado por la casa.

“Saber de ayer, sabor de hoy”, así define Gustavo la excelente calidad de sus productos que les hace únicos y diferentes del resto del sector.

Para finalizar, este empresario nos confiesa las claves del éxito de Quesos Chillón: perseverancia, tradición y la calidad